HOJALDRE RELLENO DE ESPINCAS Y QUESO

23.2.13



Quiero dejaros también esta receta que hice anoche para cenar. Os puedo decir que no quedó nada y mi chico pequeño disfrutó muchísimo de la cena, ¡le encanto!

Creo que es una receta muy chula para los nenes, pues el hecho de parecer un bollo por el hojaldre, les motiva más a comerselo todo y si encima le sumamos, que lo hemos rellenado de cosas ricas como queso crema, jamón york y espinacas, asi estamos haciéndo que coman alimentos muy sanos y ricos, y no sólo para ellos, sino también para nosotros.

Asique espero que os animéis a prepararla. No nos lleva mucho tiempo elaboralo.

¡¡Vamos a cocinar!!

Ingredientes
- Una masa de hojaldre, que podemos comprarla o hacerla en casa. Otro día os explicaré como hacerla, ¡lo prometo!
- 500 gr de espinacas congeladas o frescas. Para esta receta yo he usado unas que venden en el Mercadona, que son ideales para hacerlas en la sartén con un poco de aceite en 8 minutos. Asique cómo vamos a tener que rehogar las espinacas antes de meterlas en el hojaldre, comprarlas así, si podéis, y os evitáis tener que cocerlas previamente antes de rehogarlas.
- Queso crema
- Jamón de york
- 1 Huevo.

Elaboración
Precalentamos el horno a 200º.
Colocamos nuestra masa de hojaldre sobre papel de hornear, previamente espolvoreado con harina. Echamos un poco de harina por la parte de arriba del hojaldre y los estiramos con un rodillo un poco, pues no queremos que se quede muy grueso después de hornear, ya sabéis que el hojaldre crece en capas.



Untamos la masa de hojaldre con el queso crema. Que se nos quede una capa de medio centímetro aproximadamente. Y sobre el queso colocamos unas lonchas de jamón york, con el grosor y cantidad que queramos. Cómo véis yo he colocado tres en línea en el centro.




En una cazuela rehogamos las espinacas con un chorrito de aceite.




Cuando estén listas las colocamos sobre el jamón york, bién estendidas por toda la masa.







Ahora comenzamos a cerrar nuestro rollo a lo largo. Podemos ayudarnos con el papel de hornear.





Una vez cerrado, batimos un huevo y lo untamos por encima con una brocha. Lo colocamos con el papel de hornear en la bandeja del horno y para dentro.




Mientras, con el huevo batido que nos ha sobrado, (¡ni se os ocurra tirarlo!), en la misma sartén que hemos rehogado las espinacas, echamos un chorrito de aceite y volcamos el huevo batido. Moviéndolo continuamente, para que quede como unos huevos revueltos y de paso le damos el sabor de las espinacas, al hacerlo en las misma sartén.




Cuando esté hecho, sacamos nuestro hojaldre del horno. Y le echaremos por encima los huevos revueltos a modo de decoración. Y ahora corriendo, antes de que se enfríe, nos sentaremos en la mesa a disfrutarlo!!!








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss