PAN DE MAMÁ

22.5.13


Pues sí, Pan de mamá por que así lo llamó mi peque cuando lo probó, asique por él,
¡le dejé este nombre!
¿No os parece que tiene una pinta estupenda? pues esperar a probarlo cuando lo hagáis, porque estoy segurísima de que os va a gustar mucho, además podéis hacerlo tanto para acompañar una comida o cena, como para desayunar....¡me encanta!
Y lo mejor de todo, es que no necesita que lo amasemos, excepto para darle forma y tampoco necesitamos esperar a que la masa suba, ¡no!, simplemente mezclamos y horneamos, asique no tardaremos nada en hacerlo ¡¿no es parece genial?!
La única diferencia que encontraremos es que la miga es más compacta, pero es que está tan bueno que estoy segura de que cuando lo hagáis os ¡va a a encantar!
Asique vamos con la receta.....


Ingredientes
350 gr de harina blanca normal
130 gr de harina integral (¡Así haremos nuestro pan mucho más sano!)
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de sal
50 gr de mantequilla derretida
200 ml de leche evaporada (Es fácil de conseguir, Nestle tiene una que se llama Ideal)
1 cucharada de miel (No me quedaba miel común, por llamarla de alguna manera, asique utilicé miel de caña, fácil de encontrar también, pero podéis utilizar la que más os guste. A mi me gustó mucho el toque que le dió, incluso creo que debería de haberle añadido un poquito más ¡¡jijijiji!!)

Elaboración
Pondremos nuestro horno en marcha a una temperatura de 200º, arriba y abajo.

En un cuenco alto, echamos la harina normal, la harina integral, sal y bicarbonato.
Con las manos o con una cuchara removemos bien para que se mezcle todo. Hacemos un hueco en el medio y le añadimos la mantequilla que habremos derretido, pero sólo derretido, que no se os caliente más de la cuenta. También añadimos la leche evaporada y la miel.

Igualmente con las manos o una cuchara removemos bien todo. Seguramente al principio os irá bien con la cucharada pero después os costará menos hacerlo con las manos, para que todo quede bien mezclado y entonces se nos formará como una masa, pero eso sí, no muy compacta.
Asique la sacamos del cuenco y sobre la encimera espolvoreada con un poco de harina, le vamos danto la forma que queramos a nuestro pan.

Cuando lo tengamos, espolvoreamos un poco de harina por encima, le dará un aspecto más bonito de panadería y lo meteremos al horno durante unos 30-35 minutos.

¡Sencillo! ¿no?




¡¡Y no os podéis imaginar como está con mantequilla!!

¡Ser felices!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss