TARTA DE MORAS CON CHOCOLATE BLANCO

15.10.13

Hoy vamos a endulzarnos el día y no sabéis ¡de que manera!, porque he preparado una fabulosa tarta de moras cubierta por un buttercream de chocolate blanco, que si digo que está buena, creo que ¡me quedo corta!
Y cuando digo tarta de moras no es tan sólo por las que se ven encima, sino que lleva un relleno de pure de moras y además el bizcocho esta echo con ¡Mora en Pasta! Tiene un sabor delicioso y todo gracias a las chicas de Chic Bakery, que me recomendaron este sabor. ¡No fallaron! Fué todo un acierto! Asique desde aquí os doy las gracias!

Vamos con la receta.....
Ingredientes para el bizcocho* de moras:
Para esta ocasión he hecho el bizcocho que se utiliza para la Tarta Victoria, que queda muy esponjoso, sólo que lleva el añadido de la Mora en pasta, que no sólo podemos utilizar en bizcochos, sino también en los buttercream, frosting,.....
225 gr de mantequilla a temperatura ambiente
225 gr de azucar blanca
225 gr de harina de repostería
4 huevos L
4 cucharadas de leche
1 sobre de levadura
3 cucharaditas de Pasta de moras, que a parte de color, le da el sabor de las moras. ¡Delicioso!
600 gr de moras*
* Podéis comprarlas congeladas y dejarlas descongelar unas horas antes de utilizarlas, a temperatura ambiente.

Ingredientes para buttercream de chocolate blanco:
400 gr de mantequilla a temperatura ambiente
400 gr de azucar glas "tamizada" (para que luego no se nos atasque la boquilla al decorar)
2 cucharadas de leche
200 gr de chocolate blanco para postres

Ingredientes para el almibar:
200 ml de agua*
200 gr de azucar*
*Esta cantidad deberemos de duplicarla para mojar ambos bizcochos.

Elaboración del bizcocho y almíbar:
Lo primero que haremos será preparar los bizcochos, y digo bizcochos porque si luego queremos decorarla como esta, cuanto más altura tenga más bonita nos quedará. Asique las cantidades que os indico es sólo para uno*, luego tendremos que repetir la operación, con las mismas cantidades para preparar otro bizcocho.
Untamos con mantequilla el molde. Yo usé uno de 24 cms de diámetro.
Ahora batimos la mantequilla con el azucar hasta que estén bien integrados ambos ingredientes. Después vamos añadiendo los huevos uno a uno y batiendo para incorporarlos. Seguidamente añadimos la leche y volvemos a batir.
Ahora tamizaremos la harina con la levadura y la incorporaremos en dos veces, para que se agregue bien al resto de los ingredientes.
Ahora le añadiremos 3 cucharaditas de la Mora en Pasta y volvemos a batir. 
Por último echamos la masa en nuestro molde, y lo golpeamos contra la encimera para que la masa se distribuya uniformemente.
Metemos en el horno, que tendremos precalentado a 180 grados, unos 35-40 minutos en el estante del medio.
No abrais el horno hasta que hayan transcurrido al menos unos 25 minutos, porque sino corremos el riesgo de que nuestro bizcocho caiga. Después podemos comprobar que está hecho, pinchando con un palito como ya os expliqué en este post de Trucos para hornear bizcochos. 

Una vez listos, los dejaremos enfriar sobre una rejilla al menos unos 5 minutos antes de desmoldarlos. Después los volveremos a colocarlos en la rejilla, pero esta vez hacia abajo.

Mientras podemos preparar el almibar para mojarlos y que estén ¡más jugosos!

Para ello ponemos en un cazo el agua y el azucar, removemos y dejamos que empieze a hervir. A partir de aquí lo dejamos unos 3 minutos y enfriamos para podemos usarlo en el bizcocho.
Lo podemos aplicar con una cuchara poco a poco por todo el bizcocho.

Para preparar el puré de moras, simplemente trituraremos unos 200 gr. Podemos añadirle un poco de azucar, pero yo simplemente las trituré y ¡listas! Quería encontrarme con esa mezcla de sabores del amargo de las moras y el dulce del chocolate blanco.

Elaboración del buttercream de chocolate blanco:
Lo primero que haremos será derretir el chocolate blanco, bien en una cazuela o bien en el mircroondas. Si lo hacéis en este último, parar cada pocos segundos, para evitar que se nos queme. De echo no es necesario que lo derritamos del todo, pues con el calor de la parte ya derretida, lo removeremos con unas varillas y todo quedará fundido.
Ahora batimos la mantequilla con el azucar, al menos unos 2 ó 3 minutos para que ambos ingredientes queden bien mezclados y sobre todo no nos queden grumos que puedan taponar la boquilla. Le añadimos la leche y por último el chocolate blanco derretido a temperatura ambiente, porque si lo echamos caliente, nuestro buttercream no tendrá la consistencia necesaria para poder decorar la tarta luego.

Y ya ha llegado el momento de montar y decorar nuestra tarta....
Sobre una base para tarta aplicamos un poco del buterrcream y sobre el, el primer bizcocho que ya habremos almibarado. Esto lo hacemos para que no se nos mueva la tarta.
Sobre el bizcocho aplicamos una capa de buttercream y sobre esta, una capa del pure de moras.
Colocamos el segundo bizcocho encima y ahora ya podemos comenzar a cubrir con el buttercream los lados y por encima. Acordaros de utilizar los bizcochos hacia abajo, pues esa parte del bizcocho siempre queda más lisa y recta, y esto nos ayudará mucho para dejar los bordes y la superficie más bonita para decorarlos.

Una vez cubierta, la meteremos en el frigorífico unos 20 minutos al menos, para que endurezca un poco.

El resto del buttercream lo colocaremos en una manga pastelera con esta boquilla....


Si véis que ha perdido un poco de consistencia antes de utilizarlo, meter la manga en la nevera un ratito.

Colocamos la manga cerca de nuestra tarta y con la boquilla en horizontal. Los piquitos esos que hace la boquilla deberán quedar hacia abajo. Y ahora desde abajo hacia arriba hacemos la primera raya.
Colocamos la manga con la boquilla en vertical y los piquitos hacia el lado izquierdo y de izquierda a derecha hacemos las rayas separadas entre sí, lo suficiente para que nos entre el ancho de otra raya.
Giramos a horizontal denuevo la boquilla con picos hacia abajo y hacemos de nuevo otra raya de abajo hacia arriba y ahora las rayas en vertical las colocaremos entre las anteriores, como se vé en la imagen......






 Y así hasta que cubramos toda la tarta alrededor. Despues con la misma boquilla, podemos hacer las ondas de arriba, colocándola en horizontal sobre la tarta y con los picos hacia abajo, para que la parte vista quede lisa. Y simplemente y sin parar, vamos echando nuestra manga hacia delante y hacia atras parar crear las ondas.


Ahora sólo nos queda incorporar las moras, pero os recomiendo que no lo hagáis hasta el momento de servirla, porque corréis el riesgo de que las moras empiezen a soltar su jugo y este caiga por los lados de la tarta. Asique un momento antes de presentarla, añadirle las moras.


¡Ya sólo queda sentarse a disfrutar de esta deliciosa tarta,
con esta mezcla de sabores que sorprenderá!
¡Hasta el próximo post!
y no os olvidéis....
¡Ser felices! 



4 comentarios:

  1. OOHH!!! que bonita te ha quedado!! y que rica tiene que estar!! La forma de cubrirla es muy interesante, gracias por decirnos como se hace. Bstos.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste y te puedo asegurar que el sabor es delicioso! Además como ves, es sencilla la decoración! Gracias por tu comentario Julia!

      Eliminar
  2. Estaba buscando recetas para unas moras que he comprado y me he topado con esto.. menuda pinta más deliciosa!! Aunque demasiado laborioso para mis manazas O.O pero tomo ideas!

    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece más complicada de lo que es María, asique tienes que hacerla, que estoy segura de que te querdará genial! Ya me contarás....y si tienes alguna dudá, dímelo! Bss

      Eliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss