PISTO VALENCIANO CON "VARIANTE"

27.2.13


Os voy a dejar esta otra receta que he preparado hoy para comer y está tan bueno, que quiero compartirla con vosotras para que la podáis disfrutar también.

No sé si habéis probado alguna vez el pisto valenciano, pero por si la respuesta es nó, a partir de ahora ¡no tenéis excusa! aunque debo de advertiros de que este no está preparado exactamente como es y os cuento el porqué.....

Se prepara con pimiento rojo crudo, pero resulta que ayer había asado pimientos, asique ¡ahí está la variante!
De todas maneras os explicaré las dos maneras y así lo podréis preparar como más os guste ¿ok?

Ingredientes
- Pimiento rojo  (En este caso yo he usado pimiento rojo asado)
- 2 Ajos
- 2 Huevos cocidos
- 2 Latas de atún en aceite de oliva
- Tomate triturado
- Aceite
- Sal

Con pimiento rojo sin asar
Troceamos el pimiento rojo.
Picamos los ajos y los ponemos en una sartén con aceite hasta que se doren un poco.
Agregamos el pimiento rojo y dejamos que se vaya haciendo. Cuando veamos que ya está bien pochado, le añadimos el tomate triturado y la sal. Yo también suele añadirle la misma cantidad de azucar que de sal, al tomate.
Cuando el tomate haya soltado todo el agua y espesado, le añadimos los huevos en trozos y el atún.
Removemos todo bien para que se mezcle y todos los ingredientes cojan sabor.
Lo retiramos el fuego y está listo para degustar.

Con pimiento rojo asado
Cortamos los pimientos rojos, que previamente habremos asado, en trozos.
En una sartén colocamos unos ajos hasta que estén dorados y entonces le añadimos el tomate con la azucar y sal, a misma proporción.
Cuando el tomate haya soltado todo el agua, le incorporamos los huevos en trozos y el atún.
Removemos bien para que todo coja sabor y antes de retirar del fuego le añadimos los pimientos rojos asado.

¡Listo!

Podéis acompañarlos como yo he hecho....
Cortar unos trozos de pan y untarlos con aceite y ponerles sal, veréis que buenos! mmmm!!!




¡Bon profit i a menjar!

(¡Buen provecho y a comer!)


CESTA DE FRUTAS


Esta receta os vá a encantar, está deliciosa y para los nenes es estupenda, es una manera de que coman fruta y, ¡no nos vamos a engañar!, algo más........pues el fondo de esta cestita esta lleno de crema pastelera! mmmmmm que rico!
Aunque para esta yo he optado por manzana, plátano y kiwi, que es lo que se les ha antojado a mis chicos, vosotras podéis rellenarla con la que más os guste.
Asique vamos a prepararla, que no nos va a llevar mucho rato, pues ya sabéis que todas las recetas, al menos la mayoría intento que se puedan hacer en un tiempo prudencial, para poder hacerlas a diario.

Ingredientes
- 1 Lámina de masa de hojaldre
- Trozos de fruta (la que más nos guste)
- Un poquito de mantequilla
- Un poquito de harina

Ingredientes para crema pastelera
- 250 ml de leche entera
- 80 gr de azucar
- 2 cucharaditas de azucar vainillado
- 2 yemas de huevo
- 30 gr de maizena

Elaboración
Como siempre, lo primero que haremos, será precalentar el horno a 180º.
Cojemos un molde (podemos hacerlo en el que queramos, ya sea cuadrado, rectángular, redondo,....pero que no sea muy alto para llegar bien hasta los bordes con la masa) y lo engrasamos y enharinamos.
Colocamos nuestra masa de hojaldre, haciendo que salga por los bordes de arriba, asique acordaros de engrasar y enharinar también esta parte si queremos despegarlo luego. Y pinchamos la parte de abajo para que no nos suba, aunque aún así nos subirá un poco, pero no os preocupéis, si vemos que nos sube mucho, abrimos el horno y con cuidado y con ayuda de una cuchara o espátula, lo pegamos hacia abajo.


Cuando el horno haya cogido temperatura, metemos el molde con la masa y lo dejaremos unos 20 minutos aproximadamente. Calor arriba y abajo.







En mi caso, como me habían sobrado unos cachitos de hojaldre, pues los he estirado bien con ayuda de un rodillo y harina, sobre papel de horno y los he cortado en tiras para después hacer unas trenzas que he puesto alrededor para decorar mas "cuki" nuestra cesta.
Después lo he pintado con huevo, para conseguir ese efecto de brillo al hornearlo.

Mientras vamos preparando la crema pastelera......
Elaboración crema pastelera
Calentamos a fuego medio 200 ml de leche en una cazuela, junto con el azucar normal y vainillado.
Removemos para que se disuelva bien el azucar.
Mientras en un vaso ponemos los 50 ml de leche restantes y la añadimos la maizena. Lo batimos bien, hasta que se disuelva la maizena. En otro bol, batimos las yemas de los huevos y se las incorporamos al vaso de leche con maizena y mezclamos bien.







En cuanto la leche que tenemos al fuego rompa a hervir, la retiramos del fuego y le añadimos la mezcla del vaso sin parar de remover y volvemos a llevar al fuego.

Tenemos que esperar hasta que espese, que nos llevará unos 2 ó 3 minutos, pero en este tiempo no podemos dejar de remover o se nos pegará y se nos hará un ¡grumo gigante!
La retiramos y dejamos enfriar un poco, despues la colocaremos en un recipiente que podamos cerrar, como un tupper, y dejamos en la nevera hasta que la vayamos a usar.


Si nuestra cesta de hojaldre ya está lista, la sacamos, dejamos enfriar un poco y desmoldamos.
Una vez esté bien fría, la rellenamos con la crema pastelera y después con trocitos de fruta.
¡Ya tenemos el postre preparado!

¡Espero lo disfruten los nenes!



CUPCAKE VALENCIANO

25.2.13

¿Valenciano? siiiii.......tenía claro que debía preparar alguna cosita con productos que fuesen de Valencia, esa tierra que siempre está en mi corazón, y estos deliciosos cupcakes están hechos, por supuesto, con naranja y llevan un toque de azahar, asique más valencianos ¡imposible!.

Los pétalos de la flor de azahar son los que se usan para hacer este aroma tan maravilloso y es muy conocido aquí en España por su uso en el Roscón de Reyes.

Hoy vamos a usarlo en el buttercream para nuestro cupcake.




Estos deliciosos Cupcakes Valencianos, está dedicados a mi amigo Hugo, que siempre nos está esperando con los brazos abiertos en tierra valenciana, y hace que me sienta "del terreno". Tener un amigo así, ¡no tiene precio!

Vámos con la receta...

Ingredientes
- 130 gr de mantequilla sin sal y a temperatura ambiente
- 130 gr de azucar glas
- 130 gr de harina de repostería
- 2 huevos medianos
- 1/3 de una naranja entera, sin pelar
- 1/2 cucharadita de canela en polvo
- 2 cucharadas de leche
- 1 cucharadita de levadura química

Elaboración
Precalentamos el horno a 180º y colocamos las càpsulas que vayamos a usar en el molde.
Lavamos muy bien la naranja. Podemos frotarla con un cepillo pequeño de estos que usamos para las uñas, pero ¡por favor! que no sea el mismo!.
Cortamos un tercio de la naranja y lo trituramos muy bien, ya sea con la batidora o con la THX, quién la tenga.
Tamizamos el azucar glas y lo batimos con la naranja. Seguidamente le añadimos los huevos y volvemos a batir.
Agregamos la mantequilla y la leche. Batimos de nuevo y le incorporamos la canela, junto con la harina y la levadura que habremos tamizado previamente.
La harina la iremos incorporando poco a poco, en dos o tres veces.
Rellenamos nuestras cápsulas no más de 2/3 (acordaros!), para que no se nos desborden cuando crezcan en el horno.

Para rellenar nuestras cápsulas, podemos hacerlo de dos maneras:
- Con una manga pastelera. Rellenamos con la masa una manga pastelera, y le hacemos un corte en la punta. No es necesario ponerle una boquilla, ya que sólo es para rellenar las cápsulas y evitar que se nos manchen. Algo que puede ocurrirnos si lo hacemos con una cuchara y no tenemos un poco de pulso jejeje!!.
- Sacabolas de helado. Iremos cogiendo la masa con el sacabolas y de esta manera también evitamos que se nos manchen las cápsulas y además siempre echaremos la misma cantidad.

Los metemos en el horno durante unos 18 minutos.
Antes de sacarlos, comprobar que estén echos mediante el "truquito del palito".
Los dejamos reposar unos minutos en el molde y después los pasamos a una rejilla para que terminen de enfríar.



Buttercream de azahar
Ingredientes
- 150 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 300 gr de azucar glas tamizado
- 1 cucharada de aroma de azahar
- 2 cucharadas de leche
- Colorante (recordar que tiene que ser en gel o pasta, no vale líquido, no os saldría el color)

Yo uso los de la marca Wilton, como ya os comenté una vez, me gustan mucho y salen unos colores estupendos, e incluso el rojo que tanto suele costar sacarlo, Wilton tiene uno que se llama Red Red y te dá un rojo muy intenso.





Elaboración
Batimos la mantequilla junto con el azucar glas. Tiene que quedarnos una consistencia firme, asique batimos lo justo para mezclarlo bien.
Añadimos el aroma de azahar y volvemos a batir.
Incorporamos la leche y volvemos a batir.
Una vez todo esté bien mezclado, podemos añadirle el colorante o dejarlo tal cual.
Para este cupcake tan valenciano, yo he escogido el naranja, he mezclado rojo y amarillo, para sacar el color.
Movemos poco a poco con una cuchara hasta que todo el buttercrea, coja el color que deseamos.
Ponemos la boquilla que vayamos a utilizar en la manga pastelera y rellenamos.
Sólo nos queda decorarlo como más os guste.

A este le he añadido una florecita de fondant!





Me imagino que muchas, sino todas, conoceréis el fondant, de todas maneras, en cuanto pueda, voy a preparar un paso a paso para hacer alguna flor con fondant ¡veréis que bonitas quedan!

Bueno, que disfrutéis la "merienda valenciana" que os dejo hoy!!

Besitosss!




BOMBONES DE CHOCO Y CUCHARITAS

Este finde he hecho bombones y cucharitas de choco
¡¡que ricos estaban!!



Tenéis que animaros a hacerlo, seguro que sorprendéis con ellos y con las cucharitas os puedo asegurar que a los nenes ¡les va a encantar!, el mío se quedo alucinado cuando la cucharita que tenía para desayunar ¡era de chocolate! menuda carita de sorpresa.
Y además, ¡¡que buenas estaban!! y en menos de 5 minutos ¡estaban listas!



Asique a poneros manos a la obra.....


BOMBONES DE CHOCO
Ingredientes
- 110 gr de chocolate negro para postres
- 30 gr de chocolate blanco
- 25 gr de crocanti de almendras
- 1/2 cucharadita de vainilla
- Molde para hacer bombones


Elaboración
Derretimos el choco negro. Podemos hacerlo al baño maría o bien en el microondas, pero si lo hacemos en el micro, tenéis que tener cuidado, pues cada pocos segundos debemos pararlo y remover, sino se nos quemará por la parte de abajo.
Cuando ya lo tenemos derretido, le añadimos el chocolate blanco en trocitos, al estar caliente aún el choco negro, mientras vamos removiendo, el blanco se irá fundiendo e integrando con el negro.
Le añadimos la vainilla y removemos.
Le añadimos el crocanti de almendras y volvemos a remover.
Ahora sólo nos queda volcarlo poco a poco en el molde para los bombones y dejar enfriar en el frigo.
Como estamos utilizando choco negro y sabéis que es algo más duro que el choco con leche, una vez estén hechos, los sacamos del frigo y podemos conservar en un lugar fresco y seco.
Y cuando tengamos ganitas de choco, que mejor que poder comernos un bombón de choco y hecho por nosotras!!




CUCHARITAS DE CHOCO
Ingredientes
Cómo son para nuestros peques especialmente, yo tan sólo he utilizado una tableta de chocolate con leche y un molde como este.

   
Elaboración
Hacemos exactamente lo mismo que para los bombones, derretir el choco, o bien en el micro o al baño maría. En ambos casos, cuando tengáis derretido casi el 90% del choco, podéis sacarlo y comenzar a remover, pues con el propio calor del que ya está derretido, se termina fundiendo todo.
Ahora tán sólo tenemos que rellenar nuestro molde y dejar enfríar en el frigo.
Al ser choco con leche, sacarlo de la nevera cuando vayáis a utilizarlas, pues ya sabéis que en cuanto lo tenemos en la mano ¡se derrite!





Y no sabéis lo mejor..........



....si nos tomamos la leche calentinta, la cucharita de choco se derretirá y nos quedará el chocolate al fondo de la taza para poder comérnoslo a cucharadas.......¡¡mmmmmmm!! ¡¡que rico!!



¡¡¡Que lo disfrutéis!!!






Bombones de choco

Cucharitas de choco



HOJALDRE RELLENO DE ESPINCAS Y QUESO

23.2.13



Quiero dejaros también esta receta que hice anoche para cenar. Os puedo decir que no quedó nada y mi chico pequeño disfrutó muchísimo de la cena, ¡le encanto!

Creo que es una receta muy chula para los nenes, pues el hecho de parecer un bollo por el hojaldre, les motiva más a comerselo todo y si encima le sumamos, que lo hemos rellenado de cosas ricas como queso crema, jamón york y espinacas, asi estamos haciéndo que coman alimentos muy sanos y ricos, y no sólo para ellos, sino también para nosotros.

Asique espero que os animéis a prepararla. No nos lleva mucho tiempo elaboralo.

¡¡Vamos a cocinar!!

Ingredientes
- Una masa de hojaldre, que podemos comprarla o hacerla en casa. Otro día os explicaré como hacerla, ¡lo prometo!
- 500 gr de espinacas congeladas o frescas. Para esta receta yo he usado unas que venden en el Mercadona, que son ideales para hacerlas en la sartén con un poco de aceite en 8 minutos. Asique cómo vamos a tener que rehogar las espinacas antes de meterlas en el hojaldre, comprarlas así, si podéis, y os evitáis tener que cocerlas previamente antes de rehogarlas.
- Queso crema
- Jamón de york
- 1 Huevo.

Elaboración
Precalentamos el horno a 200º.
Colocamos nuestra masa de hojaldre sobre papel de hornear, previamente espolvoreado con harina. Echamos un poco de harina por la parte de arriba del hojaldre y los estiramos con un rodillo un poco, pues no queremos que se quede muy grueso después de hornear, ya sabéis que el hojaldre crece en capas.



Untamos la masa de hojaldre con el queso crema. Que se nos quede una capa de medio centímetro aproximadamente. Y sobre el queso colocamos unas lonchas de jamón york, con el grosor y cantidad que queramos. Cómo véis yo he colocado tres en línea en el centro.




En una cazuela rehogamos las espinacas con un chorrito de aceite.




Cuando estén listas las colocamos sobre el jamón york, bién estendidas por toda la masa.







Ahora comenzamos a cerrar nuestro rollo a lo largo. Podemos ayudarnos con el papel de hornear.





Una vez cerrado, batimos un huevo y lo untamos por encima con una brocha. Lo colocamos con el papel de hornear en la bandeja del horno y para dentro.




Mientras, con el huevo batido que nos ha sobrado, (¡ni se os ocurra tirarlo!), en la misma sartén que hemos rehogado las espinacas, echamos un chorrito de aceite y volcamos el huevo batido. Moviéndolo continuamente, para que quede como unos huevos revueltos y de paso le damos el sabor de las espinacas, al hacerlo en las misma sartén.




Cuando esté hecho, sacamos nuestro hojaldre del horno. Y le echaremos por encima los huevos revueltos a modo de decoración. Y ahora corriendo, antes de que se enfríe, nos sentaremos en la mesa a disfrutarlo!!!








MUFFINS DE ARÁNDANOS Y CHOCO BLANCO CON CANELA


Esta es una de las primeras recetas que publiqué al poco de comenzar con el blog.. Y lo cierto es que en pocas ocasiones la he vuelto a repetir, y no porque no estén riquísimos, todo lo contrario, sino más bien porque siempre estamos probando nuevas recetas que se nos ocurren.
Pero por algún motivo el otro día al encontrarme con arándanos frescos en el mercado recordé la receta y decidí volver a prepararla, sólo que en esta ocasión he utilizado como ya he dicho, los arándanos frescos.

Y aunque "re-edito" receta, mantengo el comentario que en su día realicé respecto a los Muffins, Magdalenas y Cupcakes, pues yo soy de las que al principio me volvía loca pensando en las diferencias que existían entre ellos, así pues me parece perfecto mantener la info al respecto.

"Las Magdalenas, son originarias de Francia y tienen forma de concha, aunque desde hace un tiempo se vienen elaborando en capsulas como la de los cupcakes o muffins.
De los tres, es la única que se elabora con aceite y necesita ser batidas más, lo que hace que tenga esa textura tan esponjosa.
Los Cupcakes, son de Estados Unidos. y al contrario que la magdalena se elabora con mantequilla. Se podría decir, que son como "minitartas" ya que podemos incluir en su elaboración los mismos ingredientes que para ellas, como cremas, glasas, fondant,....
Ahora bien, los Muffins son de Inglaterra y menos dulces que la magdalena o cupcake. Se elabora con mantequilla y al contrario que las magdalenas no deben de batirse apenas.
Existen los Muffins Estadounidenses, que se pueden rellenar tanto de alimentos salados como dulces.
Y los Muffins Ingleses, son más esponjosos y se utilizan para hacer bocadillos."

Como véis, se elaboran de distintas maneras y sus sabores son distintos, a pesar de que a simple vista, los tres nos parezcan los mismos.




MUFFINS DE ARÁNDANOS Y CHOCO BLANCO CON CANELA


Ingredientes
 250 gr de harina
150 gr de mantequilla
100 gr de azucar
3 huevos
140 ml de leche
1 cucharadita de levadura química
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de canela
60 gr de una tableta de chocolate blanco
100 gr de arándanos deshidratados (los podéis encontrar en el Mercadona y por muy poco)

Elaboración
Calienta el horno a 180º , con calor arriba y abajo.
Coloca las cápsulas de muffin en cada uno de los huecos de la bandeja* de muffins y reserva. 

Separa los ingredientes secos de los húmedos en dos bols distintos y mezcla ambos por separado.
Cuando los tengas listos, añade los ingredientes secos al bol donde están los ingredientes húmedos y mezcla bien todos los ingredientes con unas varillas.

Por último añade a la masa el chocolate blanco, que previamente habrás picado con un cuchillo,
para que queden pequeños trocitos. Mezcla bien y reparte la masa en las
cápsulas de los muffin ayudándote de una cuchara o un sacabolas de helado.

Por último coloca en cada muffin unos seis arándanos frescos e introduce la bandeja en el horno durante unos 20 minutos aproximadamente. El tiempo dependerá de si utilizáis molde para muffin o molde para cupcake. Lógicamente en este segundo al ser más pequeños tardarán menos en hacerse.
En cualquier caso, asegúrate de que están hechos antes de sacarlos del horno, pinchado la masa con una palillo. Si este sale limpio, están hechos, si por el contrario sale manchado, deja que se hagan un poco más.

Una vez listos, saca del horno y deposita la bandeja sobre una rejilla y deja que pierda calor durante unos 5 minutos antes de sacarlos y dejar que se terminen de enfriar sobre la rejilla.

¡Ya están listos y son perfectos para acompañarlos con un té calentito!

* La bandeja para muffins es igual que la que se utiliza para cupcakes, sólo que los huecos son más grandes, y en total sólo tienen 6, a diferencia de la de cupcakes que contiene 12 huecos, pero podéis utilizar perfectamente la de cupcakes. La diferencia será unos muffins más pequeños y más unidades de ellos.


¡Espero que te haya gustado la receta!


LA RECETA
...by Patricia Valdivielso

TARTA DE CUAJADA CON MERMELADA

21.2.13

Como os había dicho en la anterior receta, también me había dado tiempo a preparar hasta el postre para la cena, pero por muy rápida y sencilla que sea de hacer, necesita sus horas en la nevera para que endurezca la cuajada, pero eso si ¡de esta noche no pasa sin comernosla! jajajaja




Ingredientes
- 1 Paquete de galletas tipo maría
- 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 Sobre de cuajada (¡lo sé! no tengo perdón por haber utilizado un preparado y no haberla hecho yo misma, pero ya os dije que tenía excusa, ¡no me sobraba más tiempo!)
- 500 ml de leche
- Mermelada de frambuesas. (He utilizado la que elaboré el otro día con menta y le ha dado un sabor maravilloso).

Elaboración
Machamos las galletas maría hasta dejarlas como polvo. Podemos hacerlo con un mortero o con una batidora. Le añadimos la mantequilla y mezclamos bien para que nos quede como una pasta, la cual repartiremos por nuestra bandeja ¡creando una capa extra para nuestra cuajada!
Ponemos en un cazo 250 ml de leche a hervir. Mientras en otro vaso ponemos los otros 250 ml de leche y le añadimos el sobre del preparado de cuajada y lo removemos bien hasta que no queden grumos.
Cuando la leche empieze a hervir, le añadimos el vaso de leche con el preparado y removemos hasta que vuelva a hervir, en ese momento lo retiramos del fuego sin dejar de remover hasta que pare de hervir y lo volvemos a colocar en el fuego hasta que vuelva a hervir.
Lo retiramos y echamos sobre nuestra capa extra de galletas.
Lo metemos en la nevera mínimo 4 horas.
Antes de servir, le daremos ¡otra capa extra más! ¡con mermelada!, ¡¡mmmmmm!!

Ahora ya podemos sentarnos y comernos un buen pedazo de esta deliciosa, rápida, sencilla y económica tarta!

¡Besitos!

PESCADO EN SALSA VERDE CON VERDURAS

Hoy ¡me ha pillado el toro!, todo el día con prisas y muchas cosas por hacer y cuando me he querido dar cuenta.........casi era la hora de la comida y ¡yo sin nada preparado!

Asique ¿porqué no un pescado en salsa verde y además acompañado con un poco de verdura? algo fácil, rápido y encima económico de hacer, ¿quién da más?
Y como no me ha llevado apenas tiempo, me he decidido a preparar una tarta de cuajada también ¡rápida, fácil y económica!

Cuando me he querido dar cuenta, tenía la comida preparada y el postre para esta noche ¡fantástico!




Ingredientes
-  Filetes de pescado (*) , yo he utilizado 4.
- 300 gr de guisantes congelados (*)
- 3 dientes de ajo
- 70 ml de aceite de oliva
- 300 ml de caldo de pescado (*)
- Perejil
- 90 ml de vino blanco
- Sal

*Podéis utilizar el que más os apetezca, yo para esta receta he utilizado filetes de panga que a mi hijo le encantan, pero con merluza tambíen está muy bueno e incluso rodaballo.
*Los guisantes podéis usarlos frescos, no hay problema, yo los he usado congelados, que me parecen estupendos, pues antes que tener la verdura unos días en la nevera, algunas prefiero comprarlas congeladas y de esta manera me las como más frescas.
* Si no tenéis caldo de pescado, podéis agregarle agua y una pastilla de pescado. La cantidad de agua será la misma que la del caldo, 300 ml.

Elaboración
Ponemos en una cazuela con agua y sal, los guisantes a cocer. Estos tardarán aproximadamente unos 8-10 mintutos.
Mientras en otra cazuela ponemos el aceite y cuando esté caliente, añadimos los ajos muy picaditos.
Cuando estén un poco dorados, le agregamos el vino blanco y dejamos cocer durante unos 2-3 minutos, para que se evapore el alcohol. Pasado este tiempo añadimos el caldo de pescado y la sal.
Lo dejaremos en el fuego al menos unos 12 minutos.
Mientras escurrimos los guisantes y en otra cazuela con dos cucharadas de aceite colocamos nuestro filetes de pescado previamente sazonados. Tapamos la cazuela y los dejamos que se vayan haciendo a fuego medio con el propio vapor que provoca el estar tapada la cazuela.
Antes de que terminen de hacerse le agregaremos los guisantes y los dejamos junto con el pescado y la cazuela tapada unos 2 minutos.
Para entonces nuestra salsa verde estará casi hecha, asique un par de minutos antes, le añadiremos el perejil muy picadito y removemos, dejándolo un par de minutos más y retiramos del fuego.
Sacamos de la cazuela el pescado con los guisantes y lo colocamos en un fuenta y vertemos por encima nuestra salsa verde.
En ese momento, ha llegado la hora de comer, asique..............¡todos a la mesa!



TRUCOS PARA NUESTROS BIZCOCHOS

20.2.13

Os quiero dejar este post, basado en mi experiencia y que seguramente dará respuestas a muchas de las preguntas que nos surgen cuando horneamos un bizcocho.

El horno.
Sé que muchas tendréis hornos con muchas funciones y otras no con tantas, pero a la hora de hornear un bizcocho todas las funciones quedarán reducidas a una: calor arriba y abajo.


La temperatura.
Para mí la ideal es a 180º y siempre precaliento el horno. Es importante que tenga la temperatura adecuada llegado el momento de utilizarlo. Existen termómetros que podemos introducir en el horno en el caso de que tengamos dudas, pero no nos hará falta en cuanto le pillemos el truquillo, os lo aseguro.

Los ingredientes.
Es importante que todos los ingredientes que vayamos a utilizar como la mantequilla, los huevos, la leche, la nata,.....estén a temperatura ambiente.

Los moldes.
En cuanto a los moldes, yo suelo utilizar los desmontables que me resultan muy cómodos para ciertos bizcochos, también los de aluminio y los inoxidables, aunque también existen los de silicona, pero yo de momento no los he utilizado y aunque he oído diversas opiniones sobre ellos, no daré la mía, al menos de momento, hasta que los haya usado. Pero estaré encantada de recibir comentarios de aquellas que los hayáis usado para tener más opiniones al respecto.

El bizcocho no me sube y cuando lo saco del horno se hunde.
Lo primero comprobar que la temperatura sea la adecuada, en el caso de estar correctamente, tal vez se deba a que durante el tiempo de cocción hayáis abierto la puerta del horno, lo cual hará que se rompa la cadena del calor y nos ocurra esto. Para evitarlo es recomendable no abrir el horno al menos hasta que lleve casi la totalidad del tiempo de cocción.

El bizcocho sube más en el centro que por la parte de fuera.
Debemos repartir bien nuestra masa de bizcocho en el molde y para asegurarnos de ello, agarrar el molde con ambas manos y golpearlo suavemente contra la encimera, con esto conseguiremos que se extienda mejor el bizcocho por todo el molde y haremos que las burbujas de aire que nos hayan podido quedar suban a la superficie y exploten, sino explotan podemos pincharlas con un palillo.

Se pega al molde cuando lo vamos al desmoldar.
Para evitarlo, yo siempre unto todo el molde con mantequilla y lo espolvoreo con un poco de harina. También venden sprays desmoldantes, que los aplicaremos antes de llenar el molde con el bizcocho.
Pero también podemos usar papel de hornear. Como más práctico y cómodo nos resulte.

Se quema la parte de arriba del bizcocho.
Lo primero comprobamos la temperatura y si está correctamente, comprobamos la posición dentro del horno, que esté colocado en el medio y con calor arriba y abajo. Si todo esta bien, podemos solucionarlo poniendo papel alba sobre nuestro bizcocho, hasta que se termine de hacer.

Cómo sé si está hecho.
Por el "truquito del palito". Ya lo he comentado en alguna receta y es muy sencillo. Pinchamos con un palito nuestro bizcocho y si este sale limpio, ha llegado la hora de sacarlo, en caso contrario, lo dejaremos un ratito más.

Cómo desmoldar el bizcocho.
Yo suelo dejarlo que se temple un poco en el molde, unos minutos. Después lo saco del molde y lo coloco sobre una rejilla para que se termine de enfriar.



Bueno, espero haber solucionado algunas dudas sobre los bizcochos, pero quizás me haya dejado algo en el tintero sin darme cuenta. Si es así, decirmelo!

CÁPSULAS PARA CUPCAKES, MAGDALENAS O MUFFINS

A veces me han preguntado sobre que cápsulas utilizar para hacer los cupcakes, magdalenas o muffins, productos que debéis saber son distintos y que os hablaré de ello, ahora voy a contaros un poco sobre el tema de las cápsulas, basado en mi experiencia y lo que hasta ahora yo he utilizado.

Existen diferentes tipos de cápsulas a utilizar para los cupcakes, magdalenas o muffins, las podemos encontrar de diferentes precios, diferentes colores o dibujos, pero no todas funcionan igual.
Con algunas os ocurrirá lo que me pasó a mi en alguna ocasión, que cuando las sacamos después de hornearlas, notamos que se nos quedan grasientas y eso hará que parezcan transparentes. Se debe al tipo de papel del que están hechas, ¡no es por vuestra culpa!, podéis estar tranquilas. Por experiencia os digo que con las de House of Mary o Culpitt, no ocurre eso. Eso sí, son un pelín más caras, pero es poca la diferencia y tal vez para ciertas ocasiones, nos merezca más la pela lucir nuestros cupcakes con ellas.

También existen los Wrappers, que son decorativos. Se colocan sobre las cápsulas que ya hemos horneado. Hasta ahora yo he utilizado estos, pero los hay de diferentes motivos e incluso hasta simulando una valla de jardin, y todos quedan ¡muy cukis!

Y otro tipo de cápsulas que podemos encontrarnos, son de tipo "cartóncillo" y ¡no os asustéis!, también sirven para hornear. Además por el tipo de material del que están hechas, son más rígidas y eso nos permite no tener que utilizar una bandeja para hornear. Tambien hay diferentes modelos, es cuestión de encontrar el que más nos guste!


¡Espero que os sirva esta información para vuestros futuros cupcakes, muffins o magdalenas!

CUPCAKE DE CHOCOLATE CON CHAMPÁN


Ya sé que hoy me repito con unos cupcakes de nuevo, pero resulta que he descubierto un producto que me ha encantado y que he utilizado para hacer estos cupcakes, se trata de Aroma concentrado de Champán, ¡increíble!




En esta receta lo he utilizado para el buttercream, que mezclado con el sabor a chocolate del bizcochito ¡toda una delicia! ya lo veréis en cuanto los preparéis.
Además es muy poca cantidad la que debemos usar y sale muy bien de precio.

Asique empezar a cojer apuntes que comienza la receta:

Ingredientes
- 120 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 120 gr de azucar glas
- 2 huevos medianos
- 2 cucharadas de cacao puro en polvo sin azucar(*)
- 3 cucharadas de leche
- 130 gr de harina de repostería
- 1 cucharadita y media de levadura química
- 1 cucharada de extracto de vainilla

Ingredientes para el buttercream de champán
- 150 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 280 gr de azucar glas
- 1 cucharada de leche
- 2 gotas de aroma concentrado de champán

(*) Yo utilizo este....

 ....de la marca Valor, que además es muy fácil de encontrar en supermercados como Mercadona, Hipercor, Carrefour,....

Elaboración
Precalentamos el horno a 180º y mientras colocamos nuestras cápsulas en un molde.
Yo, esta vez he usado unas cápsulas rígidas de las que ya os hablé, que no necesitan molde.

Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos.
En un bol colocamos la mantequilla junto con el azucar glas, previamente tamizado, y batimos hasta que nuestra mezcla adquiera una textura cremosa y veamos que la mantequilla se ha vuelto más blanca, entonces añadimos el extracto de vainilla y batimos.
Incorporamos los huevos uno a uno mientras vamos batiendo. Una vez mezclado bien, añadimos nuestro cacao en polvo. Seguidamente le añadiremos poco a poco, la harina mezclada con la levadura.

Ahora repartiremos nuestra mezcla en las cápsulas. En el caso de que utilizéis las que yo he utilizado, veréis que son más altas que las de papel, asique conviene que las relleneis un poco más, como siempre hasta la mitad más o menos.

Horneamos durante unos 20 minutos aproximadamente. Pues vuelvo a lo de antes, en estas cápsulas entra más cantidad, por lo que tardará un poquito más en hornearse, y ya sabéis ante la duda, nuestro "truquito del palillo" antes de sacarlas.

Cuando estén listas las sacamos y dejamos reposar unos minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen.

Mientras preparamos nuestro "buttercream especial".

Tamizamos el azucar glas y lo mezclamos con la mantequilla. Le añadimos la leche y volvemos a mezclar y ahora llega el momento de incorporarle nuestro Aroma de Champán. Al venir concentrado, con un par de gotas nos bastará, pero si os resulta poco, podéis añadirle más, pero recordar es "concentrado".

Ya lo tenemos preparado para decorar nuestro cupcake.
Asique lo pasaremos a una manga pastelera con la boquilla que hayamos elegido y a ¡decorar!

*Muy importante: antes de decorar los cupcakes aseguraros siempre de que están bien enfriados, pues de no ser así nuestro buttercream se desmoronará por el calor, ya que estamos utilizando mantequilla.

¡Bon appetit!