GALLETAS DECORADAS PARA HALLOWEEN

31.10.13


¡¡FELIZ TERRORÍFICO HALLOWEEN!!
Hoy tenemos receta para hacer unas "terroríficas y divertidas galletas", ¿quién se apunta?
Yo me guardado unas poquitas de estas, pues prácticamente todas, han ido a parar al cole de mi hijo, asique esta mañana cuando me han visto entrar en clase con ellas, se han puesto todos ¡¡"supercontentos"!! Y a mí me ha hecho una ilusión tremenda verlos así! Asique está claro que estos dos días de locura sin parar de hacer galletas, ¡han merecido muchísimo la pena!
Y ahora vamos con la receta que el tiempo se nos echa encima y no hay que perderlo!, que tienen que estar listas para disfrutarlas esta noche!!

https://sites.google.com/site/bloglarecetadepatricia/galletas-decoradas-halloween

Ingredientes:
Yo he preparado dos masas, una de vainilla y otra de chocolate, pero cómo las cantidades probablemente sean excesivas jijiji! podéis dividir en dos los ingredientes de una masa* para hacer la mitad de cada sabor. Os explico como hacerlo más abajo...

250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
180 gr de azucar glas tamizado
1 huevo L
500 gr de harina
2 cucharaditas de azucar vainillado
1 pizca de sal
Aroma al gusto (He utilizado Cacao puro Valor y Vainilla en pasta de Home Chef)*

*Con estas cantidades que indico he utilizado 2 cucharaditas de Vainilla en pasta y para las galletas de chocolate, he utilizado las mismas cantidades, pero he restado 25 gr de harina y añadido 50 gr de Cacao puro Valor.
* Si vais a dividir la masa, dividir también las cantidades de cacao y vainilla, que os he indicado.

Elaboración:
1. Ponemos en un bol la mantequilla en trozos a temperatura ambiente y batimos hasta que su aspecto sea el de una pomada.
Después le añadiremos la sal, azucar glas tamizado y azucar vainillado, y volveremos a batir hasta que veamos que todos los ingredientes están perfectamente mezclados. Lo notaremos porque la mantequilla adquiere un color mucho más blanco y su aspecto sigue siendo el de una pomada. Como en la imagen de abajo ▼.
Seguidamente le añadiremos el huevo, (acordaros de cascarlo en otro sitio que no sea el bol, para evitar que nos puedan caer algunos trozos de la cáscara) y volvemos a batir. Si vemos que se nos quedan ingredientes en las paredes del bol, paramos, los bajamos y volvemos a batir.

* Si queremos hacer las galletas de dos sabores, con estas cantidades, este es el momento. Dividimos la mezcla en dos recipientes y a cada uno le añadiremos un sabor distinto.

2. Ahora le añadimos el aroma que vayamos a utilizar y mezclamos de nuevo.

3. Le añadimos la harina tamizada en tres veces para que se incorpore bien. Esto es, añadir un tercio y mezclar, añadir otro tercio y mezclar, y añadir el último tercio y volver a mezclar. Nos quedará un aspecto un poco grumoso como en la imagen de abajo ▼.

* Si habéis divido la masa, acordaros de dividir en dos cantidades la harina, para incorporar a cada bol la mitad y en tres veces también.


4. Sacamos la masa del bol y formamos una bola con ella, que dividiremos en tres partes.
Ahora sería el momento de poner a precalentar nuestro horno a 180º y mientras colocamos un papel de horno sobre la encimera, con un tercio de la masa sobre el papel. Sobre ella colocamos otro papel y estiramos con el rodillo hasta dejar un grosor de unos 0,5mm y sobre una superficie plana, como puede ser la tabla de cortar o una bandeja, la colocamos con el papel y metemos en la nevera para que se vaya enfriando mientras vamos preparando los otros dos tercios de masa que nos quedan, haciendo exactamente lo mismo.

5. Una vez preparadas las 3 partes de la masa, sacamos la primera que preparamos de la nevera y despegamos el papel. Deberán haber estado al menos en la nevera unos 30 minutos.


6. Ahora cogemos los cortadores y comenzamos a cortar. En mi caso lo he hecho con ¡uno de calabaza y otro de gorro de brujita!.
Colocamos papel de horno sobre la bandeja que vayamos a utilizar para hornear y según las cortamos, las vamos colocando en la bandeja. Nos ayudaremos con una pequeña espátula de cocina para levantarlas. Dejar una separación de al menos 2 cms entre galleta y galleta, porque siempre crecen un poco, y si no dejáis espacio, corréis el riesgo de que se os peguen unas con otras.

Los restos de masa que nos vayan quedando después de hacer los cortes, podemos juntarlos, estirarlos con el rodillo y meter en la nevera para hacer más galletas. Eso sí, no os recomiendo que lo hagáis más de dos veces, pues la masa no queda igual que al principio. Asique yo con los restos que me sobraron de masa después de dos veces, hice ¡¡unos "minibizcochitos" para desayunar!!


7. Y metemos en el horno 8 minutos. En este tiempo la galleta se habrá dorado un poco por los bordes y aunque al sacarla veamos que aún están blandas, no os preocupéis porque una vez se enfríen, se endurecen. De todas maneras, controlarlas mientras están en el horno, pues puede variar un poco el tiempo de unos hornos a otros.
Una vez horneadas, las sacamos y colocamos en una rejilla para que se enfríen.
Muy importante: Si váis a usar la misma bandeja para hornear la segunda tanda de galletas, acordaros antes de enfriarla, porque lo que conseguimos metiendo la masa en la nevera es que luego no se deformen las galletas y salgas bonitas después del horneado. Asique si no disponéis de al menos dos bandejas para hornear, antes de utilizar la misma, enfriarla aunque sea debajo del grifo con agua fría, secarla, colocar papel de horno y lista para usar.


8. Asique ahora de lo que se trata es de ir horeando las galletas por tandas, ya sean de chocolate o de vainilla. El proceso es el mismo.
Pero hay una cosita importante que debéis tener en cuenta con las de chocolate al hornearlas y que seguro os daréis cuenta. Y, es que al ser oscuras no podemos ver como los bordes se ponen dorados antes de sacarlas. Asique os recomiendo que empezéis a hornear primero las de vainilla para calcular el tiempo exacto que tarda vuestro horno, así ya le habréis cogido el punto exacto del tiempo para que la de choco no se os quemen.

9. Una vez horneadas todas las galletas, llega el momento de empezar a decorarlas.





 10. Lo primero es sacar el fondant que vayamos a utilizar, que como he explicado en otras ocasiones, podemos comprarlo de color o bien blanco y teñirlo nosotras. En este caso, yo he comprado el negro hecho, pues es un color que cuesta mucho sacar y lleva mucho cantidad de tinte, pero el naranja si lo podemos hacer con los tintes alimentarios en gel o pasta venden. Yo he hecho el naranja con tinte rojo y amarillo de la marca Wilton. Son unos botes muy pequeños pero cunden muchísimo, de hecho, si vais a hacerlo, ir añadiendo muy poquita cantidad, gotitas prácticamente, hasta que déis con el color deseado, pues es mejor quedarse corto que pasarse, que no tendrá ya solución.
Pues con nuestras manos le damos un poco de calor al fondant amasándolo un poco hasta que se vuelva manejable y untamos la encimera con mantequilla. Podemos utilizar Crisco, que creo recordar ya os comenté que es una manteca que se utiliza para estas cosas e incluso cocinar en América, pero yo prefiero la mantequilla, Spain!.
Estiramos el fondant con un rodillo, y con los mismos cortadores que hemos utilizado para las galletas, hacemos los cortes en el fondant.
11. Y ahora ese corte no colocaremos sobre la galleta y aquí vuelvo a utilizar la mantequilla para pegar el fondant a la galleta. Existen pegamentos comestibles e incluso podemos utilizar Crisco, pero a mi me gusta más la mantequilla.
Pincelo la galleta con un poco de mantequilla derretida para que me sea más fácil de untar y de seguido coloco encima el fondant.
Para levantarlo, ayudaros con una espátula (igual que las galletas). 



12. Cuando ya tenemos las galletas forradas con el fondant, lo único que nos queda por hacer es decorarlo de la manera que más nos guste.
En mi caso para las galletas de calabaza, he cogido un poco de tinte verde y lo he mezclado con un poquito de agua y con un pincel he pintado el rabito de la calabaza. Luego con un cortador-expulsor de estrella he hecho los ojos de la calabaza y tambien las marcas en el gorro de la brujita.
Con un cortador tipo pizza pero con ondas, he cortado tiras para hacer la boca de la calabaza y he teñido un poco de fondant blanco de color morado para hacer las tiras de los gorros.


Y por fin! tenemos las galletas preparadas para ¡comernoslas! ¡ñam ñam!

Las que han ido al cole, por supuesto iban empaquetadas y así han quedado ¡chulísimas! ¿no?



 Espero que os haya gustado el post de hoy y siento haberlo hecho tan tarde, pero las galletas tenían que estar recién hechas para los peques, que seguro ya las habrán ¡deborado!
¡¡Que paséis un terrorífico Halloween!!
¡Ser felices!

 

MERMELADA DE MANZANAS CON UN TOQUE ESPECIAL E ¡IMPRIMIBLE GRATIS!

25.10.13


Pues sí, con un toque especial, porque el sabor de esta mermelada de manzana es ¡increíble! y todos los golosos que la prueben, no van a poder dejar de ¡comerla! Que es exactamente lo que me ocurrió a mi!

¿Queréis saber porqué?......



Ingredientes (para dos botes):
640 gr Manzanas* en pequeñitos trozos.
480 gr Azucar blanca*
2 Cucharadas de Canela en polvo
El zumo exprimido de medio limón
Y el ingrediente estrella.........¡1 cucharadita y media de Vainilla Bourbon en Pasta!

Sí, habéis leido bien......¡Vainilla Bourbon en pasta! (Otra delicia más que he comprado a las chicas de Chic Bakery!)

Fijaos en el color y aspecto que tiene, es una maravilla...
Se pueden ver todas las semillas de la vainilla.

* Yo he utilizado manzanas recién cogidas del manzano de mis abuelos, que aún quedan ¡un montón! y son más pequeñas que las que podéis encontrar en la frutería. Asique os indico el peso de ellas ya peladas y cortadas.
* La cantidad de azucar que he utilizado, es tres cuartas partes del peso de las manzanas, lo que dá 480 gr de azucar.

Elaboración:
Pelamos y cortamos las manzanas en trozos pequeñitos, las pesamos y colocamos en una cazuela.
Ahora pesamos el azucar, que será tres cuartas partes del peso de las manzanas y lo añadimos también a la cazuela.
De seguido, añadimos el zumo del medio limón, la canela y la cucharadita y media de Pasta de Vainilla Bourbon.

Removemos bien, y colocamos a fuego medio durante 30-40 minutos.
Entonces veremos que se empieza a hacer como un puré, pero seguiremos viendo la mayoría de los trozos de manzanas, asique si queréis que se os queden algunos pequeños trozos de manzanas pero el resto queden como puré (como véis en la foto), simplemente con unas varillas de mano normales, vamos aplastando un poco la manzana mientras sigue en el fuego y tanto como nos guste.
 
Si os fijáis en la foto, se puede ver todas las semillas de la vainilla en la mermelada.







 

Retiramos del fuego y dejamos templar antes de meterla en los botes.










Yo no suelo prepararlas al vacío, pues la cantidad que hago es para consumir en poco tiempo, asique la dejo al menos dos días en el bote para que coja consistencia y asiente y una vez abierta ...a la nevera, ¡donde pasa poco tiempo!

Eso sí, acordaros antes de esterilizar bien los botes. Y una manera sencilla de hacerlo es en el lavavajillas a máxima temperatura. Después dejarlos sobre un paño boca abajo hasta que se sequen y ya los tendréis listos para usar.

No es de extrañar que el otro día mi casa oliera tanto a canela, pues hice la receta anterior, Kanelsnegle (Caracolas de canela) y esta Mermelada a la vez, asique imaginaros que ¡¡olorcito más rico había!!


 Espero que os haya gustado la receta de hoy y os animéis a prepararla!  
Además os dejo el Imprimible Gratis de las etiquetas de la Mermelada, para que podáis decorar las vuestras. Yo he decorado estas con servilletas de color chocolate, un trozo de cuerda de color más claro que el de la servi y encima le he colocado las etiquetas.
Fácil ¿no?
¡Ser felices!

KANELSNEGLE

24.10.13


Aquí las conocemos como Caracolas de canela, pero estos bollos son típicos de Dinamarca y allí se les conoce como Kanelsnegle. Aunque con un nombre u otro, el resultado es el mismo: ¡están buenísimos!, sobre todo si os gusta la canela, ya que es el ingrediente más importante a la hora de preparar estos bollos.

Y es que llevaba ya un par de días con unas ganas locas de comerme unas caracolas de canela, y pensar que podía preparlas y comermelas recién hechas........tarde nada y menos en ponerme manos a ello, aunque eso mismo tardamos luego en comernoslas! Pues en cuanto se corrió un poco la voz de que las había hecho, mi family menos tardó aún, en venir a comerselas!

Y no sabéis que gustazo da ver que te duran ese poquito solamente! Significa que estan estupendas, y eso me provoca una enorme sastisfacción!
Asique, que os parece si ¿comenzamos?.....


Ingredientes para la masa:
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente (esto significa que cuando presionemos con un dedo sobre ella, se hunda)
60 gr de azucar blanca
300 ml de leche
500 gr de harina de fuerza
1 sobre de levadura de panadería (11 gr)
1/2 cucharadita de sal

Ingredientes para el relleno:
140 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharadas colmadas de canela
60 gr de azucar blanca
1/2 cucharadita de sal

También necesitaremos:
1 Huevo para pintarlas
Azucar glas para espolvorear por encima

Esta receta voy a explicaros como podéis hacerla con y sin Thx.

Elaboración:
Colocamos la mantequilla junto con el azucar en un bol y batimos. Cuando ambos ingredientes estén integrados, le añadiremos la leche y volveremos a batir.
Ahora incorporamos la harina junto con la levadura y la sal. Con una cuchara de palo vamos removiendo para que todos los ingredientes se mezclen, el resto lo haremos con las manos e iremos viendo que se nos forma una bola de masa, que sacaremos del bol y colocaremos sobre la encimera espolvoreada de harina. Ahora con mucha paciencia amasaremos durante 10 minutos. Notaremos que la masa se vuelve elástica. Esto significa que cuando vayamos a estirarla, notaremos que intenta volver a su sitio, pero si seguimos insistiendo en estirarla, ¡lo lograremos! Pero por ahora simplemente amasamos y dejamos reposar una media hora o hasta que doble su volumen, dentro de un bol tapado con un paño.
Si disponéis de amasadora, podéis utilizarla, esto os ahorrará tiempo, pasando de los 10 minutos de amasado a 5 y sin manos!


Cuando haya doblado su volumen, espolvoreamos la encimera y sacamos la masa del bol. Con un rodillo untado en harina, para que no se nos pegue a la masa, iremos estirando esta hasta formar un rectángulo de medio centímetro de grosor.

Una vez listo, prepararemos en un momento el relleno, que es lo que le dará ese sabor tan bueno, y para ello mezclaremos la mantequilla, el azucar, la canela y la sal. Después, lo untaremos sobre nuestro rectángulo de masa, pero un lateral del lado más ancho, no lo untaremos hasta el borde, dejamos un par de centímetros, para poder pegarlo luego.



A continuación lo enrrollamos por el lado más ancho.


Y sin más, vamos cortando en rodajitas de unos 2 cms de ancho, que iremos colocando sobre una bandeja forrada de papel de horno. Cuando vayamos a colocarlas sobre la bandeja, coger el extremo final y colocarlo por debajo de la caracola, de esta manera al hornear evitamos que se desenrrolle (en la foto de abajo, podéis verlo). Las untamos con el huevo batido y las espolvoreamos con el azucar glas y ahora sólo nos que dejarlas reposar unos 30 minutos más, para que denuevo doblen su volumen. (Dejarlas un sitio templado. Yo suelo encender el horno en este momento y coloco la bandeja al lado de la puerta de este)


Mientras precalentamos el horno a 200°, arriba y abajo, y cuando vayamos a meterlas, bajaremos la temperatura a 180°. Sólo tendremos que hornearlas unos 15-20 minutos.


Elaboración con Thx:
Ponemos la mantequilla en el vaso y añadimos la leche y el azucar, mezclando 15 seg/vel 2.
Incorporamos la harina, la levadura y la sal y amasamos 5 min/vaso cerrado/vel espiga.
Una vez amasado, dejaremos reposar en el vaso durante 30 minutos o hasta que la masa doble su volumen.
Retiramos la masa del vaso, espolvoreamos la encimera con harina y formamos una bola sobre esta, para darle forma de rectángulo con un rodillo, y dejando un espesor de medio centímetro.
Sin lavar el vaso, ponemos el azucar, mantequilla, sal y canela y mezclamos 20 seg/vel 3.
Untamos la masa con el relleno, dejando un lado sin impregnar de ella, para luego poder cerrar.
Enrrollamos por el lado más ancho y cortamos rodajitas de unos 2 cms de ancho, que iremos colocando sobre una bandeja de horno forrada con papel.
El extremo de la caracola, lo pasamos por debajo de esta para que no se desenrrolle al hornearlas (como en la foto de arriba).
Las untamos con huevo batido y espolvoreamos con azucar glas para dejar reposar una media hora más, y vuelva a doblar su volumen. Acordaros de dejar espacio entre unas y otras.
Podéis dejarlas a lado de la puerta del horno, mientras este se precalienta a 200°, ya que necesitan un lugar templado para crecer la levadura.
Metemos en el horno que en ese momento bajaremos de temperatura a 180° y horneamos unos 15-20 minutos.

Una vez en el horno, no las perdáis de vista, porque enseguida cogerán color y estarán listas! Y ese será el momento de ir preparando un buen vaso de leche, para acompañar a estas ¡"delicias deliciosas"!

¡Nos vemos enseguida! Ya se está terminando de cocinar la siguiente receta.......!!!
¡Ser felices!

LUBINA AL PAPILLOTE

22.10.13

Hoy comemos pescado al Papillote.
Y, ¿que es "Papillote?. Pues se trata de una técnica de cocina que proviene de Francia. Para ello necesitamos papel de hornear o incluso papel de aluminio, que aguantan las temperaturas del horno sin quemarse, y con ello envolveremos nuestro pescado o verdura. De esta manera conseguimos que el alimento que estemos cocinando, lo haga en su propio jugo, por lo que el resultado es ¡buenísimo!
Y así es como vamos a cocinar hoy una Lubina, aunque podemos utilizar trucha, merluza,.....y también cualquier tipo de verdura.




Ingredientes:
Lubina (o cualquier otro pescado que os apetezca) limpia de espinas y abierta.
Puerro, cortado en tiras.
El zumo de un limón.
Sal y pimienta.
Aceite de oliva virgen extra.
Papel de hornear.
Patatas cocidas para acompañar.

Elaboración:
Precalentamos el horno a 180, arriba y abajo.
Ponemos en un bol el zumo del limón exprimido, junto con el aceite y removemos bien para que se mezclen ambos ingredientes.
Sazonamos la lubina con sal y pimienta y la colocamos sobre el papel.
Con una brocha de cocina, untamos la lubina por dentro y por fuera con la mezcla de limón y aceite.
Le colocamos dentro las tiras de puerro y cerramos.
Ahora la envolvemos bien con el papel para que no se salga el jugo que va a soltar durante la coción, para ello acordaros de atar ambos extremos con un poco de cuerda y, metemos en el horno durante unos 20 minutos.


Acabado el tiempo de horneado, sacamos y con cuidado de no quemarnos, abrimos nuestro ¡regalo! y lo serviremos acompañado de unas patatas cocidas.

Ya tenemos lista la comida, o la cena y sin apenas manchar!.
Una receta rápida, sencilla y saludable!
¡Que os aproveche!

¡Ser felices!


CONEJO ASADO EN SOJA Y MIEL

21.10.13

¡Feliz Lunes!
¡Comienza una nueva semana de Otoño!
Asique vamos a coger fuerzas con esta estupenda receta y
además muy apetecible para estos días otoñales.



 Se trata de una receta fácil y muy completa, compuesta de carne, arroz y verduras, con el añadido de la miel y soja, que le vá a dar un sabor muy rico!


Ingredientes para el asado del conejo:
1 Conejo troceado
2 Cucharadas de salsa de soja
2 Cucharadas de miel (he utlizado miel de brezo, pero podéis utilizar la que más os guste)
Sal y pimienta
3 ó 4 Ramitas de tomillo
Aceite de oliva virgen extra
Ingredientes para acompañar:
Agua (para cocer el arroz)
Arroz especial guarniciones (utilizar la cantidad que creais oportuna, dependiendo de los comensales)
2 Pimientos verdes picaditos
1/2 Cebolla picadita
1 Diente de ajo
Aceite de oliva virgen extra
1/2 Vaso de Brandy
Sal y pimienta
Elaboración:
Lo primero que debemos hacer es encender el horno con una temperatura de 180º, arriba y abajo.
Ponemos el agua en una cazuela para cocer el arroz. Cuando rompa a hervir, lo echamos. Este tipo de arroz suele tardar entre 15 y 18 minutos en hacerse. Asique mientras vamos preparando el conejo.
En un bol, mezclaremos la salsa de soja con la miel y removemos bien, para que ambos ingredientes se mezclen por completo.
Colocamos el conejo en una fuente para horno y lo salpimentamos.
Ahora con una brocha de cocina, vamos untando bien el conejo con la mezcla de soja y miel. Que quede bien impreganado y una vez listo le añadimos las ramitas de tomillo por encima. Si lo preferis, podéis arrancarllas hojitas y añadirlas sin la rama, como más os guste. 
Ya lo tenemos listo para meter en el horno. Lo dejaremos unos 20 minutos.
Antes de sacarlo, comprobar que está bien blandito!.
Mientras el conejo se vá haciendo en el horno y el arroz se vá cociendo, ponemos una sartén en el fuego con un chorro de aceite. Cuando esté caliente, añadiremos el pimiento verde, la cebolla y el ajo. Lo dejamos pochar, hasta que las verduras estén blanditas.
En este momento, si queréis podéis añadirle el higadito del conejo troceado. Si no os gusta, no se lo añadais. Yo sí lo he hecho, porque a mí me gusta.
Una vez hechas las verduras, con o sin higadito, le añadiremos el medio vaso de brandy. Dejaremos reducir, para evaporar el alcohol y que apenas quede una cucharada de caldo en la sartén.
Lo sacamos y podemos dejarlo tal cual o bien, triturarlo. Yo hice lo segundo y para ello le añadí un par de cucharadas del caldo que queda del asado del conejo.
Una vez listo el arroz, lo rehogaremos con un poco de aceite antes de servirlo.
Con todo listo ya, sólo nos queda colocarlo en el plato y ¡a disfrutar de la comida!
Un plato encillo, rápido y completo ¿no os parece? Y lo más importante, ¡buenísimo! 



¡Que paséis un buen Lunes!
¡Ser felices!


GALLETAS DE HALLOWEEN DECORADAS CON FONDANT

19.10.13

¡GALLETAS DE OJOS SANGRIENTOS!



¡Feliz Sábado! No es normal dejarme caer por aquí un sábado, pero es que me he acordado de unas galletas que preparé el año pasado para que mi hijo las llevase al cole y las disfrutase con los compis.

El año pasado, por esas fechas, yo aún no tenía este blog para poder enseñároslas, este blog ¡que tantas alegrías me ha dado!. Y, es que, con sólo ver la cantidad de visitas que me hacéis y en el poco tiempo que lleva en marcha... me pone ¡una sonrisa de oreja a oreja todos los días!
Mil gracias a todas las que visitáis mi blog!!
Aunque..... me gustaría recibir más comentarios vuestros!! (jijiijiji)

Bueno, que me enrrollo...... Os traigo un post dedicado a ¡¡Halloween!!.
¡Que ya nos falta poquito para celabrarlo!.
Y hoy se trata de preparar unas ¡maravillosas galletas de mantequilla, decoradas con fondant! Fáciles y rápidas de preparar. Y lo mejor de todo, que a los peques de la casa y .....no tan peques!,
les van a encantar!
Vamos con la receta de estas galletas "monstruosas"....
Lo primero que haremos, será preparar la masa de las galletas y hornearlas. Y podéis encontrar la receta aquí, con el paso a paso.
Para decorarlas con el fondant, necesitaremos de color blanco, negro y azul. Aunque también podéis comprar sólo blanco y después teñirlo vosotras con los tintes en gel comestibles. Yo utilizo los de la marca Wilton, (creo que lo he comentado en alguna ocasión), pero hay más marcas que podéis encontrar en tiendas especializadas en repostería, y que no sólo sirven para teñir el fondant, sino también buttercream, frosting, masas de bizcocho, cupcakes, galletas,.... como véis se pueden utilizar para teñir una gran variedad de productos.
Una vez que las galletas las tenemos preparadas, hay que dejarlas enfríar el máximo tiempo posible. Esta, las horneé por la mañana y las decoré por la tarde. Pero en otras ocasiones las he dejado de un día para otro. No hay problema.
Y para decorarlas, lo primero que haremos será cortar círculos de fondant blanco con el mismo cortador que hemos hecho la galleta, de esta manera, nos aseguramos de que la medida del fondant sea la misma que la de la galleta y quedé bien cubierta.
Para trabajar el fondant, ya lo he explicado en algún otro post, asique os dejo aquí el enlace de uno, por si no lo recordáis. Es muy fácil! Y así no soy muy pesada volviendo a explicarlo!

Para pegar el fondant a la galleta, en este caso lo primero el círculo blanco, lo podemos hacer sencillamente con mantequilla. La dejamos a temperatura ambiente y con un pincel untamos la mantequilla en la galleta y colocamos el círculo encima.
Después hacemos unas bolitas con fondant negro y las aplastamos y colocamos en el medio, pengándolo igualmente con mantequilla.

Ahora con el fondant azul, hacemos un palito y los colocamos, pegándolo también, alrededor de la bolita negra. Le hacemos un puntito con fondant blanco en la bolita negra y ya tenemos ¡listo el ojo!

Ya sólo nos queda darle ese aspecto de "ojo sangriento"!! Y es muy sencillo....
Cogemos un poco del colorante gel de color rojo y lo ponemos en un plato o cuenco.  Mojamos en él con un pincel fino y vamos haciendo esas rayas uniformes alrededor del ojo.

Después las dejamos secar bien, si queremos meterlas en una bolsa, pues si el colorante gel rojo aún está húmedo corremos el riesgo de que se nos desdibujen las rayas rojas.
Y ahora sí que estas galletas están preparadas para pegarlas un ¡¡"mosntruoso bocado"!!.
¿Sencillas de hacer no?
¡Espero que disfrutéis preparándolas con vuestros nenes, como lo hice yo con el mío!
¡Ser felices! 
 

MAGDALENAS DE CALABAZA Y CANELA

17.10.13

¡¡SE ACERCA HALLOWEEN!!

No queda nada para que se celebre la fiesta de Halloween y, aunque es una fiesta americana, aquí no nos la perdemos con lo que nos gusta un sarao a los españoles!! Y un producto típico en estas fechas para saborear y adornar, es la calabaza, asique hoy cocinamos estas deliciosas magdalenas de calabaza y canela, y también un pequeño bizcocho con los mismo ingredientes, pero al que le añadiremos unas pepitas de chocolate.... ¡para chuparse los dedos!






Ingredientes:
250 gr de harina
250 gr de calabaza
250 gr de azucar
100 ml de aceite de girasol
150 ml de nata para cocinar
3 Huevos L
1 Sobre de Gasificante (blanco + morado)*
2 Cucharadas de canela en polvo

Elaboración:
Lo primero que haremos será preparar la calabaza, quitándole la piel y cortándola en trozos. También podemos comprarla ya pelada y embasada al vacío, si queremos ahorrarnos este trabajo.
La trituramos junto con el azucar, hasta que nos quede como un puré.

 

Una vez triturada le añadiremos los huevos uno a uno, hasta que queden incorporados. Después el aceite, batimos y de seguido la nata y volvemos a batir.
Antes de incorporar la harina, la tamizamos y mezclamos con los sobres de gasificante*.

Y sé que os estaréis preguntando ¿que son los sobres de Gasificante?. Pues bien, son como la Levadura, sólo que vienen en dos sobres, uno morado y otro blanco. Y debemos echar ambos. En un sobre tenemos el acidulante y en el otro el gasificante, mientras que la levadura los combina en el mismo sobre, pero para realizar esta combinación necesita el almidón, que en el caso del Gasificante, no existe, porque no es necesario al venir separado.
En resumidas cuentas, lo que nos aporta el Gasificante en un aumento de volumen en la masa y a la vez potencia el sabor de esta.
Y para esta receta los he utilizado y me ha gustado mucho el resultado.


Pues aclarado esto, seguimos con la receta....

Ahora sólo nos queda añadir la canela, mezclar bien y preparar las cápsulas en el molde de magdalenas/cupcakes para comenzar a rellenarlas hasta la mitad.

 

¡Y mirar que cápsulas tan chulas he utilizado, de House of  Mary para Halloween!



Horneamos a 180º, con el horno precalentado, durante unos 20 minutos y una vez listas, las sacamos y dejamos reposar en el mode unos 5 minutos. Después las sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Y el resultado será este....


Podemos espolvorearlas con un poco de azucar glas por encima y listas para ¡comer!
Aunque también podéis hacerle un frosting o buttercream, pero tienen un sabor tan bueno que en casa hemos preferido disfrutarlas tal cual!

Y en vez de hacer toda la masa con forma de magdalenas, me reservé un poco y preparé un pequeño bizcochito con chocolate!!

Unté un mini molde rectángular con aceite e incorporé la masa. Por encima le añadí pepitas de chocolate.....


....y horneé durante unos 25 minutos.


Al sacarlo, la mayoría de las pepitas se habían ido al fondo y me habían creado una ¡minicapa de chocolate abajo!!
¡El resultado final..... que está durando un asalto!
¡Ser felices!