TIRAMISÚ

20.1.14


¡Feliz Lunes! Comienzo esta semana en el blog algo más recuperada de mi catarro y creo que se lo debo a esta estupenda y sencilla receta, porque un sólo bocado de ella me ¡revitalizó!, y por supuesto también tuvo mucho que ver el calorcito de la manta y el sofá en este finde pasado por agua y con mucho frío aquí en los madriles. Aunque creo que poca parte de España se ha librado de este finde tan invernal.

El Tiramisú como ya sabréis muchos, se lo debemos a la cocina Italiana moderna, y digo moderna porque dicen que fué sobre los años 50 cuando apareció esta deliciosa receta en los burdeles de Veneto (Venecia).
También es cierto que podemos encontrar diferentes recetas de como prepararlo, aunque parece ser que la receta originaria no incluía el queso mascarpone y quizás por eso yo he preparado mi propia versión del Tiramisú, sin dejar de lado los sabores que le caracterizan como el café y el cacao, y por supuesto esa deliciosa crema que envuelve todo.


Ingredientes:
(Para un molde de 22 cm de diámetro)
4 Huevos L
80 gr Azúcar
250 gr de Queso Mascarpone (1 Tarrina)
250 gr de Nata para montar
Bizcochos Soletilla
Cacao puro en polvo
2 Tacita de café (En mi caso lo he utilizado descafeinado intenso porque iban a comer peques, pero lo suyo es utilizarlo normal).
80 gr Mantequilla derretida
1 Paquete de galletas

Elaboración:
1. Lo primero que haremos será preparar en café para que se enfríe antes de utilizarlo.

2. Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla para hacer la base de nuestra tarta en el molde. De esta manera nos resultará más fácil y cómoda a la hora de servirla. Una vez lista, metemos el molde en la nevera y reservamos.

3. Separamos las claras de las yemas y estas últimas, las yemas, las mezclamos con el azúcar. Batimos bien hasta que las yemas adquieran un color blanquecino y hayan ganado volumen. Después le incorporaremos el queso Mascarpone y volvemos a batir hasta que queden bien mezclados los ingredientes. Reservamos.

4. En un bol a parte montamos las claras y en otro distinto montamos la nata. Una vez tengamos ambos ingredientes montados, los mezclamos con movimientos envolvemos ambos.

5. Ahora esta mezcla de nata y claras, se lo añadiremos a las yemas con el azúcar y Mascarpone que teníamos reservado. Mezclamos igualmente con movimientos envolventes, para no perder el aire que se ha creado al montar las claras.

6. En este momento nuestro café debería haberse enfriado ya por completo, asíque antes de mojar en el los bizcochos de soletilla, podemos mojar un poco nuestra base de galletas con una brocha. 

7. Añadimos sobre la base de galletas una capa de la crema y sobre esta vamos colocando los bizcochos de soletilla humedecidos en café. Si el molde es redondo como el que he utilizado yo, podéis colocar los bizcochos formando un círculo desde el centro.

8. Añadimos una nueva capa de crema y por último decoramos con el cacao puro en polvo.
Yo he utilizado una plantilla para poder crear estas flores tan bonitas!.

Y nuestro Tiramisú está listo! Deberemos conservarle en la nevera.


¿Quién quiere darle el primer bocado?

¡Ser felices!


6 comentarios:

  1. Que blog mas bonito de verdad, muy buen gusto, me ha encantado. Te pienso seguir de cerca.
    Muy buen trabajo enhorabuena.
    Y el tiramusú...brutal!!!!

    Besazo ;)

    ResponderEliminar
  2. A ni si que me gustaría darle el primer bocado y el segundo, tercero.... Riquisimo. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia! Recibir un comentario de una fabulosa cocinera como tú, es todo un halago! Bss

      Eliminar
  3. Hola Patri, yo tengo la eterna duda del tiramisu. Como haces para que se quede firme y no se derrame cuando la repartes? usas gelatina o algo?
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! No tienes que utilizar gelatina, tan sólo los ingredientes que te indico. Utiliza un molde de bizcocho de los desmontables. Prepara ahí el Tiramisú tal como cuento y déjalo en la nevera hasta su consumo. Así de esta manera, con el frío también coge más cuerpo la crema. Para desmoldar, utilizar un cuchillo que previamente habrás sumergido en agua caliente unos segundos para que te ayude a despegarlo bien del contorno del molde y ¡listo! Ya me contarás! Un besazo

      Eliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss