PASTEL DE SALMÓN

26.3.14



Estamos a mitad de semana, y que mejor manera de impulsarnos hasta el final de ella, que con este Pastel de Salmón ¡cargado de energía!
Un plato que podemos elaborar tanto para las comidas, como para las cenas. Incluso ¿porqué no para una fiesta?, dónde podemos servirlo cortado en pequeñas porciones, para que todos los invitados puedan picar.
Además queda muy jugoso y por lo tanto muy apetecible.
La primera vez que lo hice en casa a todos nos encantó, asique ha sido un plato que hemos repetido en varias ocasiones. La idea me la dio una amiga, aunque ella lo preparaba con masa de hojaldre y sin queso. Yo por mi parte, como veréis, he hecho alguna variación.
Vamos con la receta....


Ingredientes para la elaboración:
♥ Para realizar este Pastel de Salmón, he utilizado un molde con base sin sujección (como el de la fotografía), lo que nos facilita la extracción del Pastel para servirlo. El diámetro interior del molde es de 27cms, porque como véis en la imágen alrededor queda una especie de ala.


- Un lomo de salmón sin espinas de aproximadamente 700 gr.
- Unas cuantas ramas de Romero fresco (utilizando sólo las hojas)
- 2 Puerros cortados en trozos pequeños
- 1/2 Calabacín cortado en trozos, sin quitarle la piel. Aunque si queréis podéis quitarla.
- 4 Huevos L
- 1 Paquete de queso Feta.
- Láminas de Pasta Filo.
- Mantequilla derretida
- Sal y pimienta
- Aceite de Oliva Virgen Extra


Comenzaremos encendiendo el horno a una temperatura de 180°.
En una fuente apta para el horno, colocamos el salmón, le echamos por encima las hojas de romero y salpimentamos. Cuando el horno esté caliente, metemos el salmón y dejamos que se haga. El tiempo varía dependiendo del grosor de la pieza de salmón que tengáis. Pero es un pescado que apenas tarda en hacerse, asique estar pendientes, para que no se os quede seco.
Una vez horneado, lo sacamos y dejamos enfriar un poco. 
Después lo desmenuzamos en trozos pequeños y reservamos.
Seguimos manteniendo el horno encendido a la misma temperatura para que no pierda calor.

Mientras, en una sartén con un chorrito de aceite, pochamos los puerros junto con el calabacín, cortados ambos en trozos pequeños y salpimentados.
Cuando esté bien pochada la verdura, la sacamos de la sartén y dejamos templar.

En un bol mezclamos el salmón desmenuzado, junto con las verduras pochadas y le añadimos el queso feta en pequeñitos trozos. Por último añadimos los huevos y mezclamos todo bien.

Derretimos en un bol la mantequilla (podemos hacerlo en el microondas).
Untamos el molde con mantequilla y sacamos las pasta filo de la nevera.
Colocamos la primera hoja de pasta filo sobre la mesa de trabajo y con una brocha de cocina, la untamos entera de mantequilla. 
Con cuidado la colocamos en el molde, dejando que sobresalga por los bordes.
Seguimos haciendo lo mismo con más hojas de pasta filo, colocándolas en el molde, cruzadas unas encimas de otras (yo he utilizado 4 hojas para el fondo)

Ahora repartimos el relleno que hemos preparado con el salmón, las verduras, el queso y los huevos, sobre las hojas de pasta filo que ya tenemos colocadas en el molde.
Las partes de la hojas que nos han quedado fuera del molde, las vamos colocando sobre el relleno para que cierre los bordes.

Seguiremos untando con mantequilla 3 hojas de pasta filo más, para tapar el pastel por arriba, remetiendo por los bordes el sobrante de la pasta filo.
Untamos de mantequilla la superficie y metemos en el  horno durante unos 20-25 minutos. 

Estará listo, en cuanto la parte superior adquiera un tono dorado.
Como siempre os digo, controlar el horneado, pues puede variar en minutos de un horno a otro.
Cuando esté listo, lo sacamos del horno y dejamos templar un poco antes de desmoldar.

¡Ya tenemos listo nuestro Pastel de Salmón! 



Es un plato que podemos servir tanto frío como caliente. 
¡En ambos casos esta buenísimo!
¡Asíque espero que os animéis a prepararlo!

¡Ser felices!


8 comentarios:

  1. Tiene un corte espectacular, el queso feta le va genial al salmón. Una receta que me gusta mucho, además el crujiente de la pasta filo.... ummm!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Un pastel impresionante, me gusta prepararlos para cenar con amigos así que gracias por la idea porque ya tengo una nueva receta para probar. Las fotos son preciosas.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo!!!! Me encanta la pasta filo, queda mucho más ligera que la masa quebrada tradicional... Y el queso feta con el salmón combina perfectamente. Ideal para una cena, desde luego!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Qué rico pastel Patricia... además la pasta filo es de mis favoritos, tiene que estar deliciosa!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!Te invito a dar una vueltecita por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!un Saludo
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todas por vuestros comentarios! me hacen muchísima ilusión!! un besazo enorme a todas!!

    ResponderEliminar
  7. Que bueno que existan varias recetas para preparar el salmón; una de mis preferidas es la de pastel de salmón porque es fácil y muy rico.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss