ASADO DE TERNERA CON PASTA AL AJILLO

16.9.14


Me ha costado la vuelta, lo sé, pero ya estoy aquí y ¡con las pilas bien cargadas!
Después de haber hecho cambios en casa, (que nos liamos la manta a la cabeza y lo que empezaron siendo pequeños cambios, se convirtieron en graaandes cambios, lo cual fué una paliza y de hecho aún me quedan pequeños detalles por terminar! pero poco a poco, además estoy muy contenta con todos esos cambios realizados!), disfrutado de piscina, de unos días de montaña y unos días de playa, volver y liarte con los preparativos del cole, cosillas pendientes de trabajo,.....uffff! vamos, que me costaba sacar tiempo para poner mi cocina y mi vida a pleno rendimiento! jajaja! 
Pero esta semana las cosas empiezan a fluir y todo vuelve a estar en su sitio y en marcha!
Asíque arranco nuevo año, que sí, que ya sé que el nuevo año comienza el día 1 de enero, pero para mí es ahora cuando empieza, porque voy a la par que el curso escolar jijijiji!. Es lo que tiene tener un hijo!. Además, desde que nació Alex hace ya 8 años, decidí cambiar mi forma de trabajo para poder disfrutar más los veranos, fiestas y fines de semana con el, mi marido y mi orejillas, ¡todo y más!. Y es de las mejores decisiones de mi vida que me he podido tomar!

Y ya no me enredo más y voy al grano, que me lío, me lío jajajaja!!.....y no os enseño esta deliciosa receta, fácil de preparar y perfecta para una comida informal. Aunque cambiándole el acompañamiento de la pasta, podemos convertirla en una comida e incluso una cena más especial.





ASADO DE TERNERA CON PASTA AL AJILLO
Ingredientes y elaboración:

Tapilla de Ternera* (Pedirle al carnicero que os la limpie un poco, para que no tenga excesiva grasa)
Ramas de romero fresco
Ramas de tomillo limonero fresco
Sal
Pimienta
Aceite de Oliva Virgen Extra
Pasta (Espaguetis, macarrones, tallarines,....lo que más os guste)
Ajos
Perejil fresco

* Cuando compramos tapilla de ternera, nos venden la pieza entera, al menos eso ocurre aquí. Y la cantidad dependiendo de la ocasión, puede resultar excesiva. Asíque tenemos varias opciones: podemos partir el trozo que en ese momento vayamos a consumir y congelar el resto para otro día, también podemos asar todo y lo que nos sobre aprovecharlo para unas deliciosas croquetas, o bien, igualmente asarlo todo y las sobras aprovecharlas para realizar otra comida. Lo que se conoce como comida de aprovechamiento y que es exactamente lo que voy a hacer yo y que os enseñaré en breve!

Precalentamos el horno a 200°, con calor arriba y abajo.
Ponemos la Tapilla de ternera en una fuente apta para el horno. Le hacemos un par de cortes superficiales, lo justo para meter en ellas una rama de romero y otra de tomillo en cada una. El resto las depositamos por encima y los bordes. Salpimentamos y la regamos con un chorrito de aceite. 
Metemos en el horno y dejamos que se ase, durante unos 60 minutos aproximadamente, dependiendo de como os guste la carne. Si la queréis menos hecha por dentro, acortar unos 10-15 minutos el tiempo, y si por el contrario la preferís más hecha, alargar ese tiempo.

Cuando le falten uno 20 minutos para terminar de hacerse, ponemos una cazuela con agua y una pizca de sal, en el fuego. Cuando rompa a hervir, echamos la pasta y cocemos el tiempo indicado en el paquete, pues varía de un tipo de pasta a otro y también de una marca a otra.
Una vez echa, sacamos, escurrimos y en la misma cazuela, echamos un chorro de aceite. Cuando este esté caliente, le añadimos unos ajos cortados en láminas. Una vez que estén dorados, añadimos la pasta. No deben de quedarse tostados o su sabor será amargo.
Rehogamos la pasta con los ajos y añadimos el perejil bien picado. Removemos de nuevo y ya tenemos la pasta lista.

Es el momento de sacar la carne de horno. La dejamos reposar unos 5-10 minutos y ya podemos cortarla para servir acompañada de la pasta.
Veréis que la carne se deshace en la boca, es ¡perfecta!


Y como os he dicho antes, podemos darle una vuelta a este plato y convertirlo en una comida o cena más especial. Pues el sabor de la carne es maravilloso y casi no hace ni falta cortarla, se deshace en la boca! (si, me repito, pero es que está tan rica y bandita!). Asíque si le cambiamos la pasta, por ejemplo, por una ensalada un tanto creativa, se convertirá en un plato de auténtico de restaurante!

¿Que os parece? ¿Os animáis a prepararla?


¡Ser felices!




11 comentarios:

  1. El punto del asado es perfecto....te ha quedado de lujo.

    Ánimo con la vuelta que siempre es durilla....aaaaa y feliz año nuevo jajajaja. UN besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me han faltado las uvas, que cabeza jajajajaja!!! bss

      Eliminar
  2. A estas horas esto no se puede mirar! Este asado tiene un corte que me tiene hipnotizada, y con la pasta ya ni te cuento, que maravilla! un beso Patricia!

    Les receptes que m'agraden

    ResponderEliminar
  3. Y tanto que es perfecta!! solo hay que echarle un vistazo a la foto, en su punto exacto de asado!! Bs.
    Julia.

    ResponderEliminar
  4. Una carne asada tiene mil formas de darle una 2da. oportunidad, además ahoramos energía si cocinamos para varias veces.
    BesosPatri, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/09/congelacion-de-alimentos.html

    ResponderEliminar
  5. q color mas rico q tiene este asado!!! se ve delicioso y en su punto.

    ResponderEliminar
  6. Pero que receta más rica nos traes para volver. Me encanta porque además debe cundir muchísimo.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Vuelta a lo grande!

    El día que podamos oler y degustar a través de la pantalla ¡engordo diez kilos la primera semana!

    La carne tiene una pinta deliciosa, y además si está tan blandita como dices ¡tengo que probarla en casa!

    Para mí septiembre también marca el principio de año, aunque los cursos escolares, por el momento, no nos afectan

    ¡Besos mil y bienvenida de nuevo!

    ResponderEliminar
  8. Que delicioso me encanta este plato!!besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss