PASTEL DE SALMÓN

26.3.14



Estamos a mitad de semana, y que mejor manera de impulsarnos hasta el final de ella, que con este Pastel de Salmón ¡cargado de energía!
Un plato que podemos elaborar tanto para las comidas, como para las cenas. Incluso ¿porqué no para una fiesta?, dónde podemos servirlo cortado en pequeñas porciones, para que todos los invitados puedan picar.
Además queda muy jugoso y por lo tanto muy apetecible.
La primera vez que lo hice en casa a todos nos encantó, asique ha sido un plato que hemos repetido en varias ocasiones. La idea me la dio una amiga, aunque ella lo preparaba con masa de hojaldre y sin queso. Yo por mi parte, como veréis, he hecho alguna variación.
Vamos con la receta....


Ingredientes para la elaboración:
♥ Para realizar este Pastel de Salmón, he utilizado un molde con base sin sujección (como el de la fotografía), lo que nos facilita la extracción del Pastel para servirlo. El diámetro interior del molde es de 27cms, porque como véis en la imágen alrededor queda una especie de ala.


- Un lomo de salmón sin espinas de aproximadamente 700 gr.
- Unas cuantas ramas de Romero fresco (utilizando sólo las hojas)
- 2 Puerros cortados en trozos pequeños
- 1/2 Calabacín cortado en trozos, sin quitarle la piel. Aunque si queréis podéis quitarla.
- 4 Huevos L
- 1 Paquete de queso Feta.
- Láminas de Pasta Filo.
- Mantequilla derretida
- Sal y pimienta
- Aceite de Oliva Virgen Extra


Comenzaremos encendiendo el horno a una temperatura de 180°.
En una fuente apta para el horno, colocamos el salmón, le echamos por encima las hojas de romero y salpimentamos. Cuando el horno esté caliente, metemos el salmón y dejamos que se haga. El tiempo varía dependiendo del grosor de la pieza de salmón que tengáis. Pero es un pescado que apenas tarda en hacerse, asique estar pendientes, para que no se os quede seco.
Una vez horneado, lo sacamos y dejamos enfriar un poco. 
Después lo desmenuzamos en trozos pequeños y reservamos.
Seguimos manteniendo el horno encendido a la misma temperatura para que no pierda calor.

Mientras, en una sartén con un chorrito de aceite, pochamos los puerros junto con el calabacín, cortados ambos en trozos pequeños y salpimentados.
Cuando esté bien pochada la verdura, la sacamos de la sartén y dejamos templar.

En un bol mezclamos el salmón desmenuzado, junto con las verduras pochadas y le añadimos el queso feta en pequeñitos trozos. Por último añadimos los huevos y mezclamos todo bien.

Derretimos en un bol la mantequilla (podemos hacerlo en el microondas).
Untamos el molde con mantequilla y sacamos las pasta filo de la nevera.
Colocamos la primera hoja de pasta filo sobre la mesa de trabajo y con una brocha de cocina, la untamos entera de mantequilla. 
Con cuidado la colocamos en el molde, dejando que sobresalga por los bordes.
Seguimos haciendo lo mismo con más hojas de pasta filo, colocándolas en el molde, cruzadas unas encimas de otras (yo he utilizado 4 hojas para el fondo)

Ahora repartimos el relleno que hemos preparado con el salmón, las verduras, el queso y los huevos, sobre las hojas de pasta filo que ya tenemos colocadas en el molde.
Las partes de la hojas que nos han quedado fuera del molde, las vamos colocando sobre el relleno para que cierre los bordes.

Seguiremos untando con mantequilla 3 hojas de pasta filo más, para tapar el pastel por arriba, remetiendo por los bordes el sobrante de la pasta filo.
Untamos de mantequilla la superficie y metemos en el  horno durante unos 20-25 minutos. 

Estará listo, en cuanto la parte superior adquiera un tono dorado.
Como siempre os digo, controlar el horneado, pues puede variar en minutos de un horno a otro.
Cuando esté listo, lo sacamos del horno y dejamos templar un poco antes de desmoldar.

¡Ya tenemos listo nuestro Pastel de Salmón! 



Es un plato que podemos servir tanto frío como caliente. 
¡En ambos casos esta buenísimo!
¡Asíque espero que os animéis a prepararlo!

¡Ser felices!


TARTA DE QUESO

24.3.14


El tiempo pasa demasiado deprisa..... ya estamos en el comienzo de una nueva semana, y ¿que mejor manera de comenzarla que endulzándola? El viernes por la noche estaba tan agotada que las ideas para preparar una tarta para el Sábado, día que nos juntábamos con la familia para comer por el Día del Padre, no aparecían. Al final, opté por algo sencillo pero con un ingrediente que en mi familia a todos nos encanta, el queso. 
No era una tarta muy elaborada, pero el resultado fué maravilloso, prueba de ello es que no quedó un solo trozo, ¡a todos nos encantó!.
Asique esto me confirmó una vez más, que no me equivoco al pensar, que lo mejor de las cosas está en la sencillez.




Ingredientes:
☼ Para esta Tarta de Queso, he utilizado un molde de 21 cms, lo que os dará para unas 12 raciones.

Para la base y bordes:
200 gr Galletas tipo María
35 gr Azúcar blanca
110 gr Mantequilla a temperatura ambiente

Para el relleno:
700 gr Queso crema
110 gr Azúcar blanca
4 huevos L
1 Cucharadita y media Vainilla Bourbon en Pasta de Home Chef
1 Cucharadita y media Esencia de Limón de Vahiné (Si no tenéis, podéis añadirle 1 cucharada y media de zumo de limón)
140 ml Nata para montar (35%mg)
40 gr Harina de repostería

Comenzamos poniendo a calentar el horno a una temperatura de 180°, con calor arriba y abajo.
Lo primero que debemos preparar será la base. 
Para ello trituramos las galletas hasta que queden como harina, sin ningún trozo. Añadimos el azúcar, mezclamos y por último la mantequilla.
Lo echamos en el molde y con las manos vamos creando la base y los bordes alrededor del molde.
Subir los bordes hasta cubrir casi por completo la altura del molde, dejándo sólo 1 cm libre.
Y metemos el molde en el frigorífico mientras preparamos el relleno de la tarta.

Ponemos en un bol el queso, junto con el azúcar y mezclamos. 
Le añadimos los huevos uno a uno, dejando que se integre por completo uno, antes de añadir el siguiente.
Incorporamos la vainilla, mezclamos y de seguido la esencia de limón. 
Añadimos la nata, mezclando de nuevo y por último, le añadiremos la harina.
Sacamos el molde de la nevera y añadimos el relleno de queso que acabamos de hacer.

Metemos en el horno durante 15 minutos a 180°.
Transcurrido este tiempo, bajamos la temperatura a 120° y horneamos durante unos 75 minutos más.

Sacamos del horno la tarta y la dejamos enfriar por completo sobre una rejilla antes de desmoldar.
Como yo la preparé la noche anterior, la dejé enfriar por completo y después la metí en la nevera durante toda la noche. A la mañana siguiente la desmoldé.
Para desmoldarla, meter una espátula o un cuchillo fino por el borde para despegar la galleta, por si hubiera quedado algún trozo adherido.
¡Ya está lista la tarta! 


¡Ahora sólo queda servirla y disfrutar de un dulce bocado!

¡Ser felices!



¡¡FELIZ PRIMAVERA!!

20.3.14

 Sólo quería desearos......

¡¡FELIZ PRIMAVERA!!


Nos vemos pronto con nueva receta, mientras tanto....
es hora de comenzar a disfrutar de la

¡¡PRIMAVERA!!


¡Ser felices!





CUPCAKES DE CHOCOLATE, LECHE MERENGADA, STAND DIY, Y... ¡FELIZ DÍA DEL PADRE!

19.3.14


Lo primero mandar desde aquí un besazo enorme a mi marido, a mi padre y a mi hermano. Este último, mi hermano, no le felicito porque sea papá, aún no he tenido la suerte de que me haga tía con las ganas que yo tengo! jijiji!!, pero sí, porque se llama Jose. Y hoy no es solamente el Día del Padre, sino también San José. Asíque felicito a todos aquellos que hoy es su santo, y por supuesto a todos los Papis.
¡¡Que paséis un fabuloso día!!

Y ahora sin más, voy al lío, porque a parte de la receta, hoy también tengo un DIY para hacer un Stand para estos ricos Cupcakes. Asique comenzamos con la receta, por si acaso aún alguien no sabe que preparar hoy para el postre!. Yo he hecho estos Cupcakes de dos sabores, unos de Chocolate con pepitas de chocolate y otros de Leche Merengada. Todos con Frosting de Mascarpone, y os advierto que no sé con cual quedarme, porque ambos están.....¡¡mmmm!! 



Ingredientes y elaboración para 12 uds de Chocolate:
120 gr Mantequilla* a temperatura ambiente (sacarla al menos 2 horas antes de la nevera)
120 gr Azúcar glas
2 Huevos L*
2 Cucharadas de Cacao Puro en polvo 
1 Cucharadita de Vainilla Bourbon en Pasta de Home Chef
120 gr Harina de repostería
1 Cucharadita rasa de levadura en polvo
3 Cucharadas de leche desnatada*
Pepitas de Chocolate
* Todos los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente.

Encendemos el horno con una temperatura de 180°, calor arriba y abajo.
Colocamos las cápsulas que hayamos escogido en el molde para cupcakes.
Echamos en un bol la mantequilla junto con el azúcar glas tamizado y mezclamos hasta que el azúcar se haya integrado bien a la mantequilla. Lo notaremos porque la mantequilla habrá blanqueado.
Añadimos un huevo y hasta que no se haya integrado por completo, no añadimos el segundo.
Ahora incorporamos el cacao, mezclamos y seguidamente la vainilla.
Mezclamos la harina con la levadura y la añadimos al bol. 
Por último incorporamos la leche. 
Cuando todos los ingredientes se hayan mezclado correctamente, repartiremos la masa en las cápsulas, sin llenar estas más de dos tercios. Colocamos por encima unas pepitas de chocolate y metemos al horno durante uno 18-20 minutos.
Antes de sacarlos, comprobaremos que están hechos con la ayuda de un palito. Si este sale limpio, es el momento de sacarla la bandeja y depositarla sobre una rejilla. Dejamos reposar unos 5 minutos y sacamos los cupcakes, colocándolos sobre una rejilla para que terminen de enfriarse por completo.

Ingredientes y elaboración para 12 uds de Leche Merengada:
Para realizar los Cupcakes de Leche Merengada, el proceso sería igual que el anterior, pero en vez de Cacao Puro en Polvo, le añadiremos unas 4 Cucharaditas de Leche Merengada en Pasta de Home Chef y suprimimos la Vainilla. Utilizando las mismas cantidades que para los de Chocolate e igualmente con los ingredientes a temperatura ambiente.
El tiempo de horneado será igual, 18-20 minutos y a 180°.

Para hacer la elaboración de la masa de los Cupcakes en la Thx, ponemos la mariposa y Vel 3, cada vez que añadamos un ingrediente.


Ingredientes y elaboración de Frosting de Mascarpone para 24 uds: 
500 gr Mascarpone*
50 gr Mantequilla*
200 gr Azúcar glas
1 Cucharadita colmada de Vainilla Bourbon en pasta
*La mantequilla y el mascarpone deberán estar a temperatura ambiente.

Tamizamos el azúcar glas y junto con la mantequilla lo mezclamos bien, hasta que haya blanqueado el azúcar, lo que significará que está integrado perfectamente.
Añadimos el Mascarpone y mezclamos de nuevo.
Por último le añadimos la vainilla.
Al igual que la elaboración de los Cupcakes, también podemos hacer en la Thx el Frosting. Yo lo hago de la misma manera que la masa, coloco la mariposa y Vel 3. De vez en cuando deberéis parar y bajar con una espátula lo que se queda en los bordes y después continuar.

Para decorar los Cupcakes con forma de rosa, deberéis utilizar la boquilla 1M de Wilton. La colocamos en vertical en el centro, hacemos un pequeño montoncito y después vamos girando la manga sin dejar de apretar en el sentido de las agujas del reloj. ¡Y lista!


Bueno, y ahora toca ponerse manos a la obra para preparar este Stand donde servir nuestros
Cupcakes en el centro de la mesa!.

Como véis en la imagen, he comprado estos soportes de corcho. Los venden en un pack las 4 bases juntas, pero yo he deshechado para este stand que he hecho, el tercero empezando desde arriba.

Necesitaremos para el Stand:
3 Bases de corcho
1 Cartulina negra grande
Lazo blanco y negro
Pistola de silicona y en el caso de no tener, podéis hacerlo con cola blanca.
Tijeras

Colocar una de las bases sobre la cartulina negra y con un lápiz dibujar el círculo y recortarlo.
Hacemos lo mismo con las otras dos bases más pequeñas.
Con la pistola de silicona o bien con cola blanca, pegamos la cartulina negra en una de las caras del Stand.
Con la silicona os secará enseguida, pero con la cola blanca, tardará algo más.
Mientras medimos el diámetro de las tres bases y cortamos los lazos blanco y negro.
Al igual que hemos hecho con la cartulina, pegamos los lazos alrededor. Primero el blanco en la parte más superior y debajo el negro.
Cuando os haya secado bien, pegamos las bases más pequeñas sobre la grande, una sobre otra, buscando primero el centro para que no nos quede descuadrado.
¡Ya tendremos listo nuestro Stand!


Para hacer los bigotes necesitaremos:
Cartulina negra
Tijeras
Palitos de brochetas
Para pegar los bigotes al palo, podemos usar la pistola de silicona, cola blanca o celo, como queráis!

Hacer primero en un papel el dibujo del bigote y recortarlo.
Ahora simplemente colocarlo sobre la cartulina negra o marrón, como más os guste, y marcarlo con lápiz. 
Recortar y pegar en los palitos de brocheta.
¡Listos los bigotes!


Y ahora toca empaquetar estos deliciosos Cupcakes que quiero regalarle a mi padre y a mi hermano y por supuesto también ¡para mi marido, mi hijo y para mí!! jijiji! Habrá que endulzarse el día!! Pues es una faena que un día así caiga en mitad de semana, se hace complicado poder celebrarlo con los horarios de trabajo, cole,....asique este sábado, toca celebración en condiciones, ¡todos juntos a la mesa!. 


¡Mientras nos damos un aperitivo dulce!



¿Que os parecido el post de hoy?
¡Espero que os haya gustado!

¡Ser felices!

COLINES DE AMAPOLA CON MANTEQUILLA AROMATIZADA

14.3.14


No sé a vosotras, pero a mi me encanta el pan con mantequilla. Y lo digo con cualquiera de sus formas y con cualquier sabor. Asíque siempre que tengo tiempo, me gusta hornear pan en casa, porque lo mejor de hacerlo nosotras es ese aroma que inunda toda la casa y ese bocado cuando aún está caliente....¡irresistible! Y si podemos acompañarlo con un poco de mantequilla, ¡mejor! Pero si esa mantequilla encima está aromatizada ¡mejor que mejor! 
Y esta receta de hoy, me parece genial para un aperitivo, un tentempié, recibir a unos amigos, familiares, e incluso para una fiesta, ¿no creéis?
Asíque vamos con la receta, que llega el fin de semana, y tiene que ¡dar tiempo a prepararla!


Ingredientes y elaboración de Colines de Amapola
265 gr Harina de repostería
1 Sobre de levadura seca de panadería
1 Cucharadita de sal
2 Cucharadas y media de Semillas de Amapola (Podéis encontrarlas fácilmente en cualquier Herbolario)
2 Cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra
75 ml Agua templada

En un bol mezclamos harina, levadura, sal, semillas de amapola y aceite. Le añadimos el agua y vamos mezclando con las manos hasta que se forme una bola de masa. 


Ahora toca amasar. Si lo hacéis a mano, tendréis que amasar durante unos 10 minutos. Si por el contrario, tenéis una maquina con la función de amasado, hacerlo en ella durante 5 minutos. En la Thermomix, Vaso cerrado, 5 min., Vel espiga.
Dejamos la masa reposar 40 min., tapada, sin corriente y con una temperatura cálida.
Mientras podemos ir poniendo en marcha el horno a una temperatura de 230°, con calor arriba y abajo.
Transcurrido este tiempo, la volvemos a amasar 5 minutos si lo hacéis a mano y 3 minutos si utilizáis un robot de cocina como la Thx.


Con las manos manchadas de harina, vamos cortando trozos del tamaño que queramos hacer los colines. 
Cogemos un trozo y lo hacemos girar entre las dos manos para que se estire. Veréis que cuesta un poco y que parece que vaya a recuperar la forma, pero seguimos haciéndolo rodar y lo vamos estirando poco a poco. Podéis terminar de estirarlo tirando un poco de cada lado, desde el centro hacia afuera, poco a poco y despacio para que no se os rompa. 
Yo, algunos los he hecho un poco más grandes y he hecho un nudo en un extremo. Resultan ¡más divertidos!


Colocamos los colines en una bandeja de horno que habremos forrado con papel vegetal y metemos en el horno durante unos 5 ó 7 minutos. En cuanto estén tostados, los sacaremos del horno.


En este momento, cuando empiezan a enfriarse es cuando comienzo a comerme uno trás otro!! jajaja!!



Ahora vamos con la mantequilla....

Ingredientes y elaboración de Mantequilla aromatizada con Tomillo Limonero y 
Mantequilla aromatizada con Salvia
150 gr Mantequilla blanda
Ramas frescas de Tomillo Limonero
Hojas frescas de Salvia

La mantequilla deberá estar bien blanda para que la podamos mezclar con las hierbas aromáticas.
Colocar 75 gr en un bol y los otros 75 gr en otro bol.
Picar muy fina la Salvia y también el Tomillo limonero. Sin que se mezclen.
Añadir a un bol de mantequilla el Tomillo y al otro bol la Salvia y mezclar ambas.
¡Ya estará preparada la mantequilla!



Al ser mantequilla, con el frío se endurecerá, asique sacarla de la nevera un rato antes de consumirla para poder untar los colines en ella.
Si os sobra algo de mantequilla, podéis utilizarla con la pasta. Simplemente añadirle un trozo de alguna de la dos mantequillas a la pasta ya cocida y tendréis un plato con un sabor delicioso. A mi personalmente, la que más me gusta para la pasta en la de Salvia. ¡Tiene un sabor muy especial! Si aún no la habéis probado, ¡este puede ser un buen momento! Si no la encontráis en ninguna tienda, no desesperéis, hacer como yo, compraros una planta y siempre tendréis a mano unas ricas hojas de Salvia con las que darle sabor a nuestros platos.


Espero que os haya gustado la receta de hoy, y si tenéis nenes en casa, podéis prepararla con ellos.
Seguro que les encantará poder mancharse de harina y amasar para dar forma a unos 
Colines de Amapola, que luego se comerán.
¡Les hará mucha ilusión!
Yo hago muchas veces el pan con mi peque y ¡lo pasamos genial!

¡Ser felices!



POLLO AL LIMÓN Y ROMERO Y... ¡DOS RECETAS, DE UNA RECETA!

12.3.14


Hay recetas que con tan sólo un par de ingredientes, pueden ser las mejores. Y eso es lo que ocurre en mi casa con esta. La primera vez que preparé el pollo asado de esta manera tan sencilla, a todos nos encantó y desde entonces, nadie quiere pollo asado, sino es preparándolo así. 
Asíque por simple que sea, hoy quiero compartir la receta con vosotras, porque estoy segura de que en cuanto la probéis, os ocurrirá lo mismo..... ¡volveréis a repetir! El pollo queda ¡tan jugoso!..... y junto con el sabor que le aporta el limón y el romero, es ¡estupendo! Y no os preocupéis si os sobra una parte del pollo, pues una vez cocinado nos puede aguantar en la nevera un par de días. Guardarlo porque os voy a decir también que podemos hacer con las sobras! ¡¡Aquí se aprovecha todo!!


Ingredientes y elaboración:
Un pollo entero*
Un limón entero, cortando las partes de arriba y de abajo
Unas ramas de romero fresco
Aceite
Sal
Pimienta

Poner en marcha el horno a 180°.
Echar un chorrito de aceite, sal y pimienta por encima al pollo. Con las manos, untarlo bien y colocarlo en una fuente.
Lavar un limón y quitar como os he dicho, las partes de arriba y de abajo del limón. Con la punta de un cuchillo hacerle unos pequeños cortes al limón alrededor y meterlo dentro del pollo. De esta manera, conseguiremos extraer todo el jugo del limón, que el pollo absorberá
El limón en el interior será lo que nos aporte tanta jugosidad al pollo y que a la vez se haga perfectamente por dentro. Cortar las hojas de romero y esparcirlas por el pollo y la fuente.
Meter en el horno. 
Cuando la parte de arriba esté tostada, le daremos la vuelta.
Y cuando se nos tueste de nuevo la parte de abajo, le volveremos a dar la vuelta.
Tenerlo dentro del horno aproximadamente una hora.
Veréis que está hecho, por que la carne se desprenderá muy fácilmente del hueso.
Podéis acompañarlo de unas patatas que podéis asar a la vez que el pollo en una bandeja a parte o incluso en misma del pollo.
¡Ya está lista la comida! Y ahora con las sobras, vamos a preparar la cena, para otro día.....

* Como probablemente os ocurra como a mí, que un pollo es demasiada cantidad, os voy a contar lo que yo hago con lo que sobra, pues desperdiciar un pollo con este sabor, sería ¡una locura!....
Una vez cocinado, os puede aguantar en la nevera un par de días, asique no es necesario que comamos pollo hoy y mañana, podemos dejar un día de por medio.
Desmenuzar el pollo en trozos pequeños. 
En una fuente colocar lechugas variadas y sobre estas el pollo. 
Coger un yogur natural o dos, dependiendo de lo que os haya sobrado de pollo y de la cantidad de ensalada que preparéis, y echarlo en un bol. Añadir un chorrito de aceite, unas gotas de zumo de limón, pimienta molida y perejil fresco picadito. Remover para mezclarlo todo bien y aliñar la ensalada con ello. 
Ya tendréis preparada una deliciosa cena y en un ¡plis!

¡Dos recetas de una receta! Genial, ¿no? 
¡Espero que os guste la receta y la idea, para cocinar un poco menos jijiji!!

¡Ser felices!


HELADO DE VAINILLA CON NUECES DE PECÁN

10.3.14


Ya sé que aún no estamos en verano, pero con este tiempo tan maravilloso que ha hecho en los madriles este fin de semana, y que parece nos vá a acompañar unos días más, ¡no nos hemos podido resistir a comernos un helado! Hay tantas ganas de que llegue por fin el buen tiempo, que ¿para que esperar más con la temperatura tan agradable que hemos tenido?. Asíque me puse "manos a la masa" y ¡estaba tan bueno! que nos zampamos uno el sábado y otro el domingo! Sentaditos al sol en la terraza, aprovechando este adelanto primaveral que nos ha regalado el tiempo. 
Y tenéis que probarlo!, asique aquí tenéis la receta....

☼ Ingredientes para la elaboración:
Con las cantidades que os indicó, os saldrá aproximadamente unos 750 ml de Helado de Vainilla con Nueces de Pecán.
250 ml Leche Desnatada fría
50 ml Lecha Entera fría
300 ml Nata para montar fría (35% MG) 
3 Yemas de huevo L
50 gr Azúcar glas
2 Cucharaditas de Vainilla Bourbon en Pasta (Si no tenéis, podéis utilizar Extracto de Vainilla, pero si podéis haceros con un bote de Vainilla Bourbon en Pasta, ¡no os arrepentiréis! jijijijiji)
Nueces de Pecán. Picarlas al tamaño que os guste encontraros luego los trozos y añadir la cantidad que igualmente os guste)
En un bol, batimos las yemas, con el azúcar y la vainilla, hasta que la mezcla esté completamente unificada.
Añadimos los dos tipos de leche, que tienen que estar frías, asíque recordar tenerlas el suficiente tiempo antes en la nevera, y mezclar.
En otro bol a parte, montamos la nata y una vez lista, la echamos al otro bol donde tenemos la mezcla de leche, azúcar, huevos y vainilla. Mezclar hasta formar una masa homogénea.
Por último, pelar y picar las nueces de pecán y añadirlas a la mezcla.
Ahora tenemos dos manera de preparar el helado, bien con Heladera o sin ella.
☼Con Heladera
Yo utilizo una que compré en el Lidl hace ya un tiempo, está muy bien de precio y si os encantan los helados como a nosotros, os recomiendo que os compréis una, porque hace unos helados ¡buenísimos!
Si utilizáis la heladera, debéis de seguir las instrucciones que os indique el fabricante. 
En mi caso, con la heladera del Lidl, debo de dejar esta mezcla de ingredientes en la nevera al menos 4 horas. Previamente habré tenido en el congelador dentro de una bolsa, el cubo de la heladera congelando mínimo 24 horas. Asíque lo que yo hago siempre es, una vez usado y lavado...... al congelador, así siempre lo tengo preparado.
A las 4 horas, y con la heladera montada y en marcha, funcionando, voy echando por el bolcal la mezcla de helado, dejándola 40 minutos dentro de la heladera, para mantecar. Lo que hará un helado cremoso sin cristalitos de hielo.
Transcurrido este tiempo, el helado está preparado, asíque si aún no vais a consumirlo, echarlo en un tupper, cerrarlo y al congelador. 
Cuando vayáis a consumirlo, sacarlo media hora antes para que esté en su punto y hacer unas ¡magnificas bolas de helado!
☼ Sin Heladera
Antes de tener la heladera, yo lo preparaba de esta manera y sale muy bueno también.
Una vez preparada la mezcla del helado, echarla en un tupper, cerrarlo y al congelador. 
Transcurrida la primera hora, sacarlo y batirlo. Volver a meter en el tupper cerrado y de nuevo al congelador. Realizar esta operación 2 veces más. Con ello conseguimos deshacer los cristalitos que se forman por el congelado y de esta manera tengamos un helado cremoso.
Como véis la diferencia entre usar una heladera o no, está en el mantecado. Con la heladera lo haremos directamente y sin ella, debemos de marcarnos unos tiempos, para que el helado no esté lleno de hielo cuando vayamos a consumirlo y por el contrario, tengamos un cremoso helado.


 ¿Quién se anima a prepararlo?
¡Que aún nos quedan días de solecito y buena temperatura!

¡Ser felices!

GALLETAS DE AVENA Y COCO

6.3.14


Ya no nos queda nada para que la semana acabe y ¡comience el finde! Y no sé vosotras, pero yo tengo unas ¡ganas locas! Pues por aquí en los madriles dice el hombre del tiempo, que vá a hacer una temperatura fabulosa de unos 18 graditos y con un ¡solazo tremendo! Asique, por fin vamos a poder disfrutar sin tantas capas de abrigo, que ya hay ganas de ir guardando las lanas ¡jajaja! Aunque aún nos quedarán días de frío, pero esperemos que no sean tan duros como los del Invierno, al fin y al cabo ya estamos rozando la ¡primavera!. Y hoy traigo una receta riquísima, como siempre fácil de hacer y lo mejor de todo, es que estas Galletas de avena y coco son sanísimas y muy ricas en fibra, ya que su principal ingrediente es la avena. ¿Os apetecen?.....Pues vamos a prepararlas!


☼ Ingredientes para la elaboración:
Con las cantidades que os indico, os saldrán unas 25 uds, aproximadamente, del tamaño de una galleta normal mas o menos.

- 130 gr Mantequilla
- 100 gr Copos de avena (Son fáciles de encontrar en supermercados, suelen estar en la sección de cereales)
- 50 gr Coco rallado (Al igual que la Avena, podéis encontrarlo en los supermercado. Yo esta última vez, lo he comprado en Lidl, pero lo encontraréis en cualquiera)
- 60 gr Azúcar de caña 
- 1 Cucharadita de Vainilla
- 1 Huevo L
- 60 gr Harina de repostería
- 1/2 Cucharadita de Sal
- 1/2 Cucharadita de Bicarbonato
- 1/2 Cucharadita de Levadura química

Preparamos en horno a una temperatura de 170°.
Forramos las bandejas que vayamos a utilizar con papel vegetal. 
Si sólo vamos a utilizar una, recordar enfriarla antes de volver a utilizarla.
En un bol mezclamos mantequilla, con azúcar, vainilla y el huevo, ayudándonos con unas varillas.
Añadimos los copos de avena, el coco, harina, bicarbonato, sal y levadura, y volvemos a mezclar.
No nos vá a quedar una masa homogénea, sino todo lo contrario, pues estamos utilizando copos de avena y coco rallado, ingredientes enteros que en la masa los veremos perfectamente.
Con una cucharita de café, cogemos una porción y con las manos hacemos una bolita. No tiene que quedarnos perfecta, además nos costará un poquito por que la masa es algo pegajosa.
Depositamos la bolita sobre el papel vegetal y así sucesivamente, dejando al menos unos 7 ó 8 cms entre cada bolita, ya que crecerán y se expandirán como se vé en la foto. 
Iremos horneando cada tanda durante 10 minutos. 
Después, las sacamos y dejamos en la bandeja apoyando esta sobre una rejilla hasta que las galletas se enfríen. Pues como veréis salen muy blanditas del horno, lo que las hace imposible de coger y transportar en ese momento a otro  recipiente.
Una vez se enfrían, endurecen. Entonces las iremos quitando de la bandeja y depositando sobre el recipiente que hayamos escogido para la ocasión.


Ideales para el desayuno, como un tentempié, una merienda de los peques, 
e incluso para una fiesta de cumpleaños, pues podemos incluso rellenarlas con crema de chocolate,
lo que las convertirá en una delicia para los más pequeños de la casa.

¡Y este será el apetecible resultado!


¡Aquí en casita ya nos las hemos comido! Y vosotras...¿las habéis preparado ya?


PAN RELLENO DE ACEITUNAS Y ¡PREMIO LIEBSTER AWARD!

3.3.14


¡Hola! Después de unos días completamente desconectada del Blog, Face y demás.... ¡ya estoy de vuelta!. Y es que estos días han sido un tanto caóticos con mucho trabajo, muchas cosas que han ido surgiendo y no podía dejar.... asique lo dicho, aquí estoy de nuevo y ¡con muchas ganas!. Pues ya andaba echando de menos esto de andar por aquí y sobre todo de compartir con vosotras una receta como esta.... ¡superfácil de preparar!. Se trata de un pan relleno de aceitunas y romero, y lo mejor es.... ¡que no necesita amasado!


Ingredientes para la elaboración:
400 gr Harina normal
1/2 Cucharadita de sal
1 Cucharada y media de Aceite de Oliva Virgen Extra
220 ml Agua templada un poco
1 Cucharada de Levadura de panadería (Se trata de una levadura específica para pan, que podéis encontrar en tiendas de respostería, así como en supermercados como Lidl, Carrefour.....)
Aceitunas negras picadas (Usar la cantidad que queráis)
Hojas de romero

Esta receta se realiza sobre la mesa de trabajo, asique previamente limpiaremos bien la zona.
Pondremos en marcha el horno a 200° y ahora sobre la mesa de trabajo, echamos harina, sal, aceite, romero, levadura y mezclamos con las manos. 
Hacemos un hueco en el centro y añadimos el agua un poquito templada. 
Comenzamos a mezclar todos los ingredientes con las manos, apretando bien para que queden todos bien integrados. 
Cuando tengamos la masa lista, la estiramos forma de círculo, bien con un rodillo, o incluso con las manos, como yo hice. 
En el centro colocaremos las aceitunas picadas con el grosor que más os guste, podéis dejarlas incluso enteras, y cerramos con las esquinas llevando estas hacia el centro sobre las aceitunas. 
Podéis darle el tamaño que queráis a vuestro pan, pero os recomiendo que no lo hagáis muy grueso, pues recordar que dentro ¡encontraréis las aceitunas!.
Colocamos el pan sobre la bandeja de hornear y al horno durante una 1/2 hora.
Cuando lo saquéis, dejarlo reposar sobre una rejilla un rato para que se enfríe y ¡a la mesa a comer!


 No me diréis que no es fácil de preparar ¿verdad? asique....¿quién se anima a comer pan recién hecho hoy?

Y antes de marcharme, quiero contaros que he recibido ¡mi segundo premio por el blog!, 
¡estoy supercontenta! se trata del Premio Liebster Award......


Asique desde aquí, quiero dar la gracias a El secreto endulzado
que han sido las que me lo han concedido, ¡muchísimas gracias!