PAN PAYÉS (O PAN RÚSTICO)

10.2.15


Hay recetas que precisan de más tiempo en su elaboración que otras, como ocurre con el pan. Pero el placer de sentarte a la mesa con un pan recién horneado, bien merece todo el tiempo empleado, os lo aseguro. 


Desde hace un tiempo, tenía ganas de elaborar un pan con masa madre y ayer fué, el día perfecto o más bien la noche anterior, en la que elaboré la masa madre para poder utilizarla al día siguiente, en este estupendo Pan Payés o también conocido como Pan Rústico. Un pan típico de Cataluña, que se utiliza para preparar el delicioso Pa amb tomáquet (Pan de tomate).


El sabor, la textura y el aroma de este pan es algo fabuloso, desde el mismo instante en que comienza a levar sientes como su aroma comienza a inundar la cocina, y una vez entra en el horno y comienza a desprender su aroma, ahora más intenso y a tomar ese tono dorado tan bonito de pan, lo único que deseas es sacarlo del horno para poder comerte el primer trozo. Un bocado que te sabe a felicidad, sobre todo para una panera como yo!. En casa lo hemos degustado cortándolo en rebanadas que hemos untado con tomate, un chorrito de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y unas finas lonchas de un rico jamón serrano. Una delicia!
Y debido a que su corteza en algo gruesa, al día siguiente su miga sigue manteniéndose blanda, lo que hace imposible resistirse a unas estupendas tostadas para el desayuno.


Y, ahora vamos con la receta...



PAN PAYÉS
Ingredientes y elaboración:
Con las cantidades que os indico obtendréis un pan de 1 kg aproximadamente. Si no queréis un pan tan grande, podéis dividir las cantidades a la mitad. Aunque como os he dicho, es un pan que aguanta más de un día, e incluso podéis elaborar panes más pequeños, individuales.

Masa madre:
250 gr Harina de fuerza
180 ml Agua 
1 Cucharadita rasa de sal
5 gr Levadura prensada fresca (Ya os he comentado en anteriores ocasiones, que suele estar en la sección de mantequilla, yogures,...La que siempre suelo encontrar es de la marca Levital, que viene en un pequeño paquete con dos porciones individuales de 25 gr cada uno)

Masa de pan:
500 gr Harina de fuerza
360 ml Agua 
2 Cucharaditas rasas de sal
110 gr Masa madre fermentada
5 gr Levadura prensada fresca

Lo primero que debemos hacer es elaborar la masa madre la noche anterior, con un mínimo de 12 horas antes de su uso. Para ello mezclamos todos los ingredientes de la masa madre y los colocamos en un bol, que taparemos con film. Para que resulte más fácil incorporar la levadura, podéis disolverla antes en un poco del agua que vamos a utilizar. 
Veremos que en el transcurso de la noche la masa madre, habrá crecido y estará burbujeante.

A la mañana siguiente, de los ingredientes de la masa de pan, mezclamos la harina de fuerza con el agua y veremos que se nos forma como una masa. La dejaremos reposar durante 1 hora. 
Pasado el tiempo, añadimos la sal, la levadura y 100 gr de masa madre. Amasamos durante 5 minutos y dejamos reposar unos 15 minutos en un bol, tapado con film.
Transcurrido este tiempo, realizamos un pliegue de la masa sobre sí misma y la damos la vuelta, dejándola de nuevo en el mismo bol, y tapado con film durante 2 horas.

*Muy importante: aseguraros de que el bol que vayáis a utilizar sea lo suficientemente grande, ya que la masa crecerá y si el bol es pequeño, corréis el peligro de que se os desborde por todos los lados.

Transcurridas las dos horas, sacamos la masa sobre la mesa y con los bordes de las manos, vamos a hacerla mover sobre la mesa de trabajo para darle forma de bola.
Espolvoreamos con harina un bol y depositamos en este la bola de masa dejándola reposar de nuevo durante 1 hora o hasta que doble su volumen. 
Es importante que la temperatura sea cálida y no existan corrientes de aire.

Precalentamos el horno a 240°.
Colocamos un trozo de papel vegetal sobre una bandeja de horno y volcamos la masa sobre este.
Pulverizamos las paredes de nuestro horno con agua y enseguida, metemos la bandeja con el pan.
Horneamos a 240° durante 10 minutos. En este tiempo, veremos que nuestro pan dobla su volumen y comienza a coger color. Bajamos la temperatura a 200° y continuamos horneando durante unos 35-40 minutos más.

Una vez listo, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
¡Ya tenemos nuestro Pan Payés listo!


¡Ser felices!

12 comentarios:

  1. Como me gusta hacer pan! Me encanta como te ha quedado! Es perfecto! Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. mmmmm como te ha quedado! Me encanta cuando le salen eso "ojos"al pan, (los agujeros) me imagino el sabor y se me hace la boca agua... Tremendo! Un beso guapísima!

    ResponderEliminar
  3. salivando me tienes con este pedazo de pan tan rico q te has preparado. menuda delicia!!!

    ResponderEliminar
  4. Cuanto me gusta ver esa miga compacta y alveolada.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado fabuloso!! me encanta hacer pan casero, casi todos los fines de semana lo hago y este que nos presentas caerá seguro. Bs.

    ResponderEliminar
  6. Salió muy aireado!! perfecto a la vista. Más que tiempo se necesita paciencia, esperar los tiempos de levado es fundamental y no quedarse a su lado a ver si leuda o no.
    Besos Patri, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/02/la-chirimoya-un-rico-fruto-que-tambien.html

    ResponderEliminar
  7. Siempre he oído hablar del pan payés, muy apreciado en las islas, pero nunca lo he probado ¡con tu receta ya no tento excusa!

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Muy rico este pan no lo he hecho lo tengo pendiente besitos

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado estupendo ,seguro que ya no queda¡¡
    bss

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado perfecto, se ve delicioso!! besotes

    Elena

    ResponderEliminar
  11. Cuando se forman esos alvéolos en el pan, tiene pinta de que es magnífico. Mira que a mi nunca me sale bien cuando lo hago casero, pero es que este tiene una pinta. Es tan enormemente diferente cuando una lo hace casero a cuando lo compra, es increíble. Te ha quedado espectacular a la vista, solo falta probarlo!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss