TARTA HUMMINGBIRD ♥ TARTA COLIBRÍ

27.3.15



¿Habéis probado alguna vez esta maravilla de tarta? En casa hasta ahora, no. Y lo que nos estábamos perdiendo!! Sólo con el aroma que desprende mientras se hornea, ya puedes hacerte una idea de lo deliciosa que vá a estar, ya sabes que vas a repetir y que vas incluso hasta a rezar para que sobre un trozo que comerte por la noche ¡¡jajajajaja!! ¿Pensáis que exagero? Probarla y luego me contáis ;)

El miércoles fué el cumpleaños de mi marido y aunque no lo celebraremos hasta el sábado con la family, no podía faltar una tarta con la que soplar las velas!
El quería una tarta que tuviese fruta y a mí esta vez no me apetecía chocolate, así que pensé....¡este es el momento perfecto para preparar una Tarta Hummingbird o Colibrí! Pues llevaba mucho tiempo queriendo probarla, y ¿porque no ahora para celebrar el cumple de mi chico?.

Vamos con la receta.....


TARTA HUMMINGBIRD ♥ TARTA COLIBRÍ

Ingredientes y elaboración:
♥ Para elaborarla he utilizado un molde de 17 cms.

Para los bizcochos (Yo he preparado dos con estas cantidades, pero podéis hacerlo de tres con estas mismas cantidades, lo único que os saldrán más finos.):
2 Rodajas de piña en almíbar (unos 160 gr aproximadamente)
1 Plátano y medio
1 Huevo campero
120 ml Aceite de girasol
1 Cucharadita de Vainilla en Pasta de Home Chef
30 gr Nueces y unas pocas más para decorar
30 gr Coco rallado
170 gr Azúcar moreno
1 Pizca de sal
1/2 Cucharadita de bicarbonato
1 Cucharadita de canela en polvo
170 gr Harina de repostería

Para la crema de relleno y cobertura:
250 gr Queso crema (Philadelphia)
90 gr Azúcar glas
100 gr Mantequilla a temperatura ambiente
Ralladura de la piel de un limón
Zumo de medio limón

Calentamos el horno a 180°, con calor arriba y abajo.
Preparamos los moldes. En mi caso, como ya os he contado en otras ocasiones utilizo el Spray de Credín y también suelo colocar un papel en el fondo. Pero en su defecto, untamos con aceite tanto los laterales como el fondo y listo!
Pelamos los plátanos y los machacamos con un tenedor para dejarlos echos puré.
Cortamos la piña en trocitos muy pequeñitos y le escurrimos el caldo del almíbar.
Reservamos ambas frutas.
En un bol con una varilla de mano mezclamos el huevo, con aceite, vainilla y azúcar. 
Que se mezclen bien los ingredientes y añadimos la fruta que teníamos reservada. 
Mezclamos de nuevo todo bien con la varilla y ahora añadimos los ingredientes secos, que son la harina, canela, sal, bicarbonato, coco rallado y las nueces que habremos machacado previamente un poco en un mortero, sin llegar a hacerlas polvo, que queden trocitos que encontrarnos luego en un bocado!.
Volvemos a mezclar bien con la varilla y ahora repartimos la masa en los moldes*. 
Horneamos durante unos 30 minutos. Antes de sacarlos comprobamos que están echos pinchando con un palito y que este limpio.
Sacamos y depositamos en una rejilla. Pasados 5-10 minutos, desmoldamos con cuidado y dejamos de nuevo sobre la rejilla hasta que termine de enfriarse.

*Si no disponéis de dos moldes iguales, podéis hornear la mitad de la masa y después hornear la otra mitad, sin problema. Lo que sí os aconsejo es utilizar un papel en la base del bizcocho. De esta manera nos costará menos desmoldar y correremos menos riesgos de que el bizcocho se nos rompa al sacarlo del molde para fregar este y de nuevo al horno con la otra mitad de la masa.

Cuando los bizcochos se hayan enfriado por completo, prepararemos la crema de queso....
En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar, crema de queso, ralladura de limón y zumo de limón.
Para esto si os aconsejo unas varillas eléctricas, sino queréis dejaros el brazo, aunque si queréis echar músculo, nada como batir estar mezcla jajajaja!

Colocamos el primer bizcocho en la base que vayamos a utilizar y echamos sobre este la mitad de la crema de queso que hemos preparado. La repartimos un poco y colocamos el segundo bizcocho encima.
Presionamos un poco y de esta manera la crema se repartirá mucho mejor, llegando a los bordes de la tarta.
Repartimos la mitad restante de la crema de queso sobre este segundo bizcocho y con una espátula cubrimos bien la tarta. Colocamos unas nueces para decorar y ¡lista!


Es un bizcocho con mucho aroma, muy húmedo y esponjoso. ¡Una maravilla!
De echo....creo que me voy a comer ahora mismo el trocito que me queda ¡¡jajajaja!!

¡Ser felices!

4 comentarios:

  1. Que rica receta, se ve estupenda , me la quedo.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades a tu chico de antemano. Creo que no le importaría cumplir años todos los días con estas pedazo de tartas que te salen, madre mía... PRECIOSA! Te ha quedado muy bonita, y como bien dices, debe ser adictiva.
    Feliz martes Patricia :)

    ResponderEliminar
  3. Pintaza!!!! Super trozo!!!! queremos probarlo!!! super apetecible. Y felicidades a tu chico ;) besitos
    Tamara&Gemma (El secreto endulzado)

    ResponderEliminar
  4. Jejejeje nos hemos puesto de acuerdo. Pero verdaderamente es que está tan buena...
    La tuya tipo naked cake me encanta!!
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss