TARTA ROCKABILLY DE TOFFEE

18.9.15

 

Hoy vengo con una tarta que he preparado esta semana para dos personas muy especiales e importantes en mi vida: mi hermano y mi cuñada. Que esta semana han celebrado su cumpleaños  y juntos, pues tan sólo se llevan tres días de diferencia, así que ¡tarta para dos! 
Y para una pareja rockabilly como ellos, creo que el diseño no ha quedado nada mal ¿no?. Además el relleno y los bizcochos están....ummm de chuparse los dedos!
Vamos con la receta...


TARTA ROCKABILLY

Ingredientes y elaboración

♥ Para el Bizcocho toffee:
200 ml Aceite de girasol
100 gr  Azúcar de caña
100 gr Azúcar moreno
4 Uds Huevos camperos
200 gr Harina
10 gr Levadura en polvo
40 gr Toffee en pasta de Home Chef

♥ Para Buttercream toffee:
300 gr Mantequilla a temperatura ambiente
300 gr Icin sugar
30 gr Toffee en pasta de Home Chef

♥ Almibar:
120 ml Agua
120 gr Azúcar blanca
2 Cucharaditas de Vainilla Bourbon en pasta de Home Chef

♥ Para decorarla: (En esta ocasión he utilizado en fondant de Fun Cakes)
Fondant blanco
Fondant negro
Fondant rojo
Base para tarta
Topper True Love

Lo primero que debemos hacer son los bizcochos, y si podemos prepararlos de un día para otro, mucho mejor, pues asientan más y a mí personalmente me gustan más como quedan.
Así que ponemos en marcha el horno a 180°, con calor arriba y abajo.
Para estos bizcochos, que han sido tres, he utilizado un molde desmontable de 17 cms.

En un bol ponemos el aceite con el azúcar y batimos con unas varillas (que pueden ser de mano perfectamente). A continuación incorporamos los huevos uno a uno y de nuevo batimos.
Incorporamos la harina y la levadura que previamente habremos mezclado y por último cuando esté todo bien integrado, añadimos la pasta de toffee.

Ahora lo que haremos será pesar nuestra masa, que será de aproximadamente 1 kg y la dividimos en tres partes. Si disponéis sólo de un molde, no os preocupéis. Lo que haremos será engrasar bien el molde, con spray o con mantequilla y harina.  Como ya os he comentado en anteriores veces, a mi me encanta el spray, pues se desmoldan los bizcochos que es una maravilla!
Una vez listo el molde, echamos un tercio de la masa del bizcocho, que previamente hemos pesado, para saber que cantidad debemos echar ahora y al horno durante unos 20 minutos. Antes de sacar el bizcocho del horno, recordar comprobar que está hecho perfectamente. 
El resto de la masa, que aún nos queda en el bol para dos bizcochos más, tapamos con film o papel de aluminio el bol y lo mantenemos en la nevera.

Cuando el primer bizcocho esté listo, lo sacamos y dejamos reposar sobre una rejilla unos 5-10 minutos antes de quitar el molde. Lavamos este y de nuevo lo engrasamos para echar en el la masa del segundo bizcocho para hornear. Y repetimos el mismo proceso que con el anterior. A la nevera el resto de la masa y 20 minutos de horneado.

Una vez los bizcochos estén listos y se hayan enfriado por completo, si los hemos preparado como yo hago de un día para otro, lo que haremos será envolverlos en film de cocina independientemente cada uno y se coservan perfectamente hasta el día siguiente.

Ahora prepararemos el almíbar, y para ello, en un cazo ponemos el agua, el azúcar y la vainilla a fuego medio. Llevamos a ebullición, y dejamos unos 5 minutos aproximadamente para que se disuelva por completo el azúcar.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar por completo.

Le toca el turno a la buttercream de toffee. En un bol echamos el icing sugar, junto con la mantequilla y la pasta de toffee y batimos a velocidad baja un poco para que se vayan unificando poco a poco los ingredientes, después subimos la velocidad y así hasta unos 3-4 minutos, para que quede bien hecha la buttercream.

Colocamos la base de tarta sobre una base giratoria para que nos sea más cómodo montar y decorar la tarta. Sobre la base untamos un poco de butter y colocamos el primer bizcocho. Con una cuchara vamos mojando el bizcocho con el almíbar. Una vez listo, ponemos sobre este una capa de buttercream y extendemos. Colocamos el segundo bizcocho y de nuevo almibaramos, y añadimos una capa de butter y así, lo mismo, con el tercero.

Cuando estén listos los bizcochos, comenzamos a cubrir la tarta por los laterales, ayudándonos de una espátula larga de PME y la base giratoria.
Cuando esté cubierta entera, la llevamos a la nevera y dejamos allí unos 30-45 minutos. Para que se endurezca un poco la butter y no nos cueste tanto forrarla con el fondant.

Y ahora vamos a decorarla...
Espolvoreamos un poco de maizena o icing sugar sobre la mesa de trabajo y estiramos el fondant con el rodillo, lo suficiente para que podamos cubrir la tarta de una sola pieza. Yo suelo medir el alto de la tarta y el ancho con un metro, esto lo sumo y así no fallo a la hora de estirar el fondant y colocarlo sobre la tarta, cubriendo esta completamente.

Cuando lo tengamos listo, lo levantamos con la ayuda del rodillo. Esto es, levantamos un poco el fondant de un lado y metemos el rodillo por debajo. Vamos levantándolo poco a poco y lo colocamos sobre la tarta. Ahora con la ayuda de una llana para fondant, vamos estirando bien todo para dejarlo perfectamente colocado sobre la tarta.

Ahora repetimos la operación con el fondant rojo, sólo que de este no necesitamos tanto, tan sólo un tira que cortaremos del ancho que queramos y el largo suficiente para cubrir todo el borde completo.
Podemos medirlo para saber cual larga debe ser la tira.
Y por último el fondant negro, que con un cortador redondo del diámetro que más nos guste, vamos cortando círculos para ponerlos por la tarta.

Para pegar tanto el fondant rojo como el negro, yo utilizo la mantequilla, que con un pincel la aplico en la tira rojo y en los lunares negros.

Por último he preparado dos rosas que he colocado en la parte superior con un topper.
Y ya tenemos ¡lista la tarta!
Para conservarla la mantendremos en la nevera asta una hora antes de consumirla, para que no se quede demasiado dura la buttercream, pues recordar que está hecha de mantequilla, y esta con el frío endurece. Así que sacarla al menos 1 horita antes, sobre todo ahora que ya no hace tanto calor.

Y ya podemos cortar un trozo y comernoslo!

Espero que os haya gustado la receta de hoy y recordar....¡Ser felices!

7 comentarios:

  1. Çok leziz ve iştah açıcı görünüyor. Ellerinize sağlık.

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado muy bonita.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. Hola Patricia, como admiro a los que os manejáis con el fondant, yo me siento super patosa y torpe y ni siquiera me he atrevido nunca a intentarlo, fíjate! La tarta es preciosa y no dudo que además estaría maravillosamente rica. Tu hermano y tu cuñada se habrán quedado encantadísimos y queridisimos con este pedazo de regalo que les has hecho :-) Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  4. Preciosa Patricia!!
    Felicidades a los cumpleñeros!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Que obra de arte!! A mi se me da falta hacer este tipo de tartas. Lleva mucho trabajo, pero el resultado es precioso. Atu hermano y a tu cuñada, seguro que les ha encantado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Una tarta preciosa y con ese sabor a toffee seguro que también estaba deliciosa.

    Bicos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss