TARTA RÚSTICA DE CHOCOLATE Y NATA

24.2.16

 

La semana pasada fué el cumpleaños de la madre de mi cuñada y me pidió que le preparara una tarta con sabores muy sencillos como el chocolate y la nata, pues habiendo pequeños de por medio, sin duda esta es una combinación de sabores que no falla. Y esta que veis es la tarta que salió de mi cocina para celebrar su cumpleaños, además de unos ricos Cupcakes de Mojito  que también quería y que ya preparé para el cumpleaños de mi padre y no sólo sorprendieron sino que volaron porque están ¡riquísimos! . Tenéis la receta aquí.


TARTA RÚSTICA DE CHOCOLATE Y NATA

Ingredientes
Para elaborar esta tarta he utilizado unos moldes cuadrados de 10 y 17 cm de diámetro.

- Para el bizcocho*:
110 gr Margarina Tulipan
90 gr Azúcar blanca Azucarera
3 Huevos Camperos
1 Cucharadita de Vainilla Bourbón en Pasta de Home Chef
130 gr Harina
1 Sobre de Levadura en polvo de Lidl
40 gr Cacao puro en Polvo Valor
35 ml Brandy
20 ml Leche entera Asturiana

- Para el almíbar
300 ml Agua
2 Cucharadita de Vainilla Bourbón en Pasta de Home Chef
125 gr Azúcar blanca

- Relleno de crema
250 gr Nata Puratos (Fría, al menos 24 horas en la nevera)
Colorante comestible Rosa Sugar Flair

- Decoración
Arándanos
Frambuesas
Flores naturales

- Para el montaje
Base de tarta. Una grande y una pequeña para cada piso.
Palitos de cakepops para los pilares del primer piso

Elaboración
*Cada piso de la tarta tiene tres capas de bizcocho, por lo que he horneado una masa de bizcocho con las cantidades que os indico en el molde grande. De nuevo he vuelto a hacer otra masa y esta vez he llenado el molde pequeño como siempre en tres cuartos y el resto de la masa la he horneado en el molde grande, lo que me ha dado la tercera capa de bizcocho para el piso de abajo.

Para elaborarlo, lo primero mezcla la mantequilla con el azúcar, Cuando se haya integrado bien añade los huevos uno a uno mientras sigues batiendo. Seguidamente añade la vainilla y por último la harina, levadura y cacao, que previamente habrás tamizado juntos.
En último lugar añadimos el brandy y la leche.

Hornea como te he explicado un poco más arriba, y recuerda que son dos masa de bizcochos las que tienes que preparar.

Antes de llenar los moldes, acuerdate de untarlos con mantequilla o margarina y espolvorearlos con harina, o si lo prefieres ya sabéis que existe un spray desmoldante.

Hornea los bizcochos a 180°, el del molde grande durante unos 25-30 minutos, y la segunda masa que horneamos a la vez el molde pequeño junto con una capa fina en el molde grande unos 20 minutos y antes de sacarlos comprueba que están hechos pinchando las masas con un palito.

Dejar enfriar sobre una rejilla unos 5-10 minutos, desmolda y de nuevo déjalos sobre una rejilla hasta que terminen de enfriarse por completo.

Mientras prepara el almíbar, para el que pondrás en un cazo todos los ingredientes hasta llegar a ebullición, y entonces deja unos 5-7 minutos, retira del fuego y deja enfriar antes de utilizarlo.


Cuando tengas el bizcocho listo y el almíbar, es hora de comenzar a montar la tarta. Para ello corta los bizcochos en capas. El pequeño en tres y el grande en dos, que unirás al que has horneado a parte.
Ahora prepara la nata. Si has optado por utilizar la misma que yo, esta nata no necesita ser endulzada, tiene el sabor perfecto para comerla tal cual y lo bueno de esta nata es que no se corta, ni se hace mantequilla, monta de maravilla. Así pues, monta la nata y cuando la tengas lista, añádele el colorante. Puedes utilizar el color que más te guste, pero recuerda utilizarlo en muy pequeñas cantidades, sobre todo si es de Sugar Flair, pues con una pequeña puntita del cuchillo, obtienes mucho color.

Pon un poco de nata en la base que hayas escogido para montar la tarta y pon el primer bizcocho. Comienza a humedecerlo con el almíbar, con la ayuda de una brocha o bien con una cuchara. Extiende una primera capa de nata y coloca el segundo bizcocho y repite la operación, al igual que con el tercero.

Cuanto esté listo el primer piso, coloca unos palitos de cakepops dentro del bizcocho, repartidos por el, unos cinco bastarán. Estos actuaran de pilar para el segundo piso. Pues si no los colocasemos, el primer piso acabaría aplastado completamente!
Ahora ya puedes colocar la base del segundo piso y el procedimiento, es el mismo que con el primer piso: bizcocho, almíbar y nata.

Por último extiende nata alrededor de los dos pisos y sobre estos, sin llegar a cubrir los bizcochos, de esta manera crearemos una tarta más rústica. Ahora solo le falta decorarla con arándanos, frambuesas, unas preciosas flores blancas y en la parte inferior alrededor de la tarta utiliza unas ramas verdes.


¡Ya tienes lista una preciosa y riquísima Tarta Rústica, perfecta para cualquier celebración!

Espero que te haya gustado la receta de hoy.
¡Nos vemos pronto!


LA RECETA
by Patricia Valdivielso


HOGAZA INTEGRAL DE VINO

15.2.16


Para mí, poder elaborar el pan en casa en sinónimo de placer, por eso aunque los fines de semana me encanta poder disfrutar de planes que hemos programado o que simplemente surgen con mis chicos, también me gusta reservar un poco de ese tiempo libre para poder preparar pan en casa de vez en cuando. Y es que a pesar de disponer de toda la cacharrería necesaria para poder realizar el proceso de mezcla y amasado, hay ocasiones en las que prefiero prescindir de todo ello y disfrutar realizándolo yo misma. Además ya lo he confesado en algunas ocasiones, adoro el aroma que inunda toda la casa cuando se está horneando, es maravilloso, y su sabor....¡no tiene precio! No hay nada que pueda igualarlo, ni aunque llegues a casa con el pan comprado recién hecho, se asemeja lo más mínimo al que tu  puedes elaborar. Por eso te animo a que prepares el pan en casa siempre que puedas, pues si te organizas un poco los tiempos de levado, tendrás tiempo de sobrar para hacer mientras aquello que te apetezca, como simplemente sentarte a leer un domingo por la mañana mientras esperas que se haga el pan. Al fin y al cabo, para eso está el fin de semana,....para descansar y hacer lo que a uno más le gusta y apetece ¿no?


La receta de la Hogaza de pan que comparto contigo, como ya has visto por su nombre, está hecho con vino, que le aporta un toque muy personal, con un sabor y un aroma, así como un color a la miga, estupendos. Lo único que si puedo aconsejarte es que no utilices cualquier vino tinto, intenta que sea alguno que te guste, de aquel del que te gusta tomarte un copa de vez en cuando.
En mi caso yo he utilizado un vino que en casa consumimos frecuentemente, pues me resulta tanto de aroma como de sabor, ligero. Perfecto para tomarme un copa mientras preparo la cena y charlo mientras con mi marido y mi hijo sobre como nos ha ido el día.


HOGAZA INTEGRAL DE VINO

Ingredientes
Para la masa madre
35 gr Harina integral
35 ml Agua mineral
15 gr Levadura prensada fresca
Para la masa
125 ml Vino Tinto Finca La Estacada 12 meses Barrica
25 ml Agua mineral
75 gr Harina integral
175 gr Harina de fuerza
5 gr Levadura prensada fresca
1 Cucharadita de sal
y...
250 ml Agua para el horno

Elaboración
Lo primero que debes hacer es preparar la masa madre, pues hay a dejarla durante toda la noche en la nevera, para tenerla lista por la mañana para hacer el pan. Y para ello en un bol mezcla los ingredientes de la masa madre: la harina integral, junto con el agua y la levadura desmenuzada. Cuando todos los ingredientes estén completamente mezclados, tapa con un poco de film de cocina el bol y lo dejas en la nevera hasta la mañana siguiente.

Por la mañana saca la masa madre de la nevera. Verás como su volumen a aumentado debido a todas las burbujas de aire que se han formado en ella. Colócala en un bol, junto con el vino y el agua, y mezcla bien, debe de quedar una consistencia caldosa.
Ahora llega el momento de añadir las harinas: integral y de fuerza, y comenzar a amasar.
Si tienes un robot de cocina que amasa, hazlo durante 3 minutos. Si dispones de Thx: 3 min/ Vaso cerrado/ Vel Espiga. Y si por el contrario tienes dos manos por herramientas, ¡estupendo, comienza a amasar!

Ahora deja reposar la masa unos 30 - 40 minutos y seguido añádele la levadura fresca desmenuzada, junto con la sal y de nuevo volvemos a amasar otros 2 minutos.
Ahora le toca trabajar a la masa sola, es decir, ha llegado el momento de dejarla que realice ella sola un amasado, dejándola simplemente levar durante una hora aproximadamente. Durante este tiempo veremos que dobla su volumen.

Transcurrido el tiempo, coge la masa y forma una bola con ella. Ahora puedes utilizar un molde* de mimbre con formas cilíndricas alrededor que le otorgan al pan ese dibujo que veis en la imagen o si por el contrario no disponéis de un molde* de estos, simplemente forra una bandeja de horno con papel vegetal espolvoreado previamente con harina y la masa sobre el. 
De nuevo la masa volverá a trabajar sólo. Es decir, volverá a levar durante una hora más aproximadamente.

Cuando quede poco tiempo, pon en marcha el horno a una temperatura de 220°, dejando debajo de la rejilla de horneado la bandeja del horno que justo antes de meter el pan para hornear, llenaremos con agua. 
Si has dejado la masa del pan en una bandeja, mete esta directamente al horno seguido de llenar la bandeja con agua. Si has dejado la masa levar en un molde de mimbre, vuelca este igualmente sobre una bandeja forrada de papel vegetal y al horno exactamente igual.

Deja que se haga el pan durante 25 minutos. Transcurrido este tiempo, baja la temperatura a 180° y sigue horneando 7 minutos más.
Lo que conseguiremos con la bandeja llena de agua, será que la corteza esté muy crujiente.
Cuando esté listo, saca el pan del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla.

Este pan es fabuloso para acompañarlo con un rico queso curado y por supuesto ¿porqué no? una copa de vino.

*Respecto al molde de mimbre, existen diferentes sitios donde adquirirlo. En mi caso lo he comprado por unos 6€ (si no recuerdo mal) en Sostrene Grene, esa fabulosa tienda que cada vez que voy me atrapa de tal manera que no consigo salir de allí sin las manos llenas ¡me encanta todo! ;) 

Bueno, espero que la receta de hoy os haya gustado y lo más importante que os animéis a prepararla, porque no sólo estoy segura de que os encantará, sino que sorprenderéis con el sabor auténtico de esta rica Hogaza integral de vino.

¡Nos vemos pronto!

LA RECETA
by Patricia Valdivielso





GRANOLA CASERA

12.2.16


De sobra sabemos lo importante que es realizar un buen desayuno, de hecho ya lo dice el refrán: "desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo". Si a esto le sumas un par de picoteos sanos entre horas, es decir: a media mañana y a media tarde, las comidas son completas en alimentos y las raciones son las adecuadas en todas las comidas, sin duda estaremos comiendo de una manera equilibrada y sana, algo que nuestro cuerpo agradecerá.


Y para comenzar el día lleno de energía, sin duda un alimento que no debería faltar en el desayuno son los cereales. Y puesto que en casa los desayunamos todos los días, pensé que sería mucho mejor elaborar nuestra propia Granola, con las mezclas de sabores e ingredientes que más nos gustasen, así cada semana probamos una nueva. Y hoy comparto contigo esta última que hemos preparado, que sin duda ha sido todo un acierto su mezcla de ingredientes, pues los botes ya están ¡vacios!



GRANOLA CASERA

Ingredientes:
200 gr Copos de avena
40 gr Almendra natural laminada
30 gr Pipas de Calabaza
30 gr Coco rallado
2 Cucharadas Cacao Puro en polvo
1 Cucharada de aceite de Girasol
2 Cucharadas de Miel de Romero (podéis utilizar la que más os guste)
 1 Cucharadita de Vainilla Bourbon en Pasta
1/2 Cucharadita de sal
Arándanos deshidratados (Cantidad al gusto)

Elaboración:
Enciende el horno a una temperatura de 160°, con calor arriba y abajo. En una bandeja apta para horno y con los bordes un poco altos, coloca un papel vegetal cubriendo toda la base. 
En un bol echa los copos de avena, la almendra natural laminada, las pipas de calabaza, el coco rallado, la sal y el cacao puro en polo. Mezcla bien con una cuchara de madera y reserva.
En otro bol a parte, mezcla el aceite, junto con la miel y la vainilla, y añádelo al bol reservado. De nuevo, con la cuchara de madera mezcla bien todos los ingredientes, para que queden bien impregnados de la mezcla dE aceite, miel y vainilla.
Vuelca todos los ingredientes en la bandeja del horno forrada con papel y hornea durante 20 minutos, removiendo cada 8-10 minutos para que no se queden pegados y se tuesten uniformemente.
Transcurrido el tiempo, saca del horno y coloca la bandeja sobre una rejilla. Deja que se enfríe y mientras remueve de vez en cuando. Cuando haya perdido el calor por completo, verás que la Granola se vuelve más crujiente que cuando la has sacado del horno. Por último incorpora los arándanos, la cantidad que desees y ya tienes lista tu Granola para un desayuno completo.
Puedes mezclarla con queso, yogur o la variedad de leche que más te guste, y lo mejor, es que puedes variar los ingredientes y hacer la Granola ¡a tu gusto!

¡Nos vemos pronto!

 LA RECETA
...by Patricia Valdivielso

ENSALADA DE TRIGO SARRACENO CON ANACARDOS Y PASAS

1.2.16


Después de una semana completamente desaparecida, ya estoy de vuelta. Y es que la semana pasada tuvieron que hacerme unas pruebas médicas para las que no pude comer apenas nada más allá de caldos y jamón de york, a parte de que una de las pruebas requería de anestesia, por lo que no me quedaron muchas energías para sentarme delante del ordenador. Mi semana pasó prácticamente entre el sofá y la cama, que por un lado me lleva a tener una semana bastante complicada en cuanto a trabajo retrasado, pero por otro lado, he tenido tiempo de aprovechar a desconectar de todo, descansar un poco, leer y pasar buenos ratos en familia. Pero como este fin de semana mi cuerpo por fín podía ingerir comida (que no sabéis como la he echado de menos ;) ), decidí preparar en casa una ensalada estupenda y perfecta que además podemos elaborar en cualquier momento del año y con un ingrediente como el Trigo Sarraceno que contiene Vitaminas del grupo B y Hierro, además de otros componentes que ayudan contra el colesterol y las enfermedades cardiovasculares. Esto junto con el resto de los otros ingredientes que contiene la ensalada, la hacen no sólo riquísima sino perfecta.


ENSALADA DE TRIGO SARRACENO CON ANACARDOS Y PASAS

Ingredientes
Lechuga de roble
Rúcula
Lechuga francesa
Rábanos
Anacardos
Trigo Sarraceno
Pasas
Zanahoria
Sal

Elaboración
Lo primero pon el trigo a cocer para que le dé tiempo a enfriarse. Para ello coloca un cazo con agua al fuego y cuando comience a hervir, añade el trigo. En unos 5 minutos aproximadamente lo tendrás listo. Escúrrelo y dale un agua en el mismo colador debajo del grifo.
(Puedes comprar el Trigo Sarraceno en herbolarios)
Lava bien las hojas de todos los tipos de lechuga y córtalas en trozos no muy grandes. Pela y ralla la zanahoria. Lava y corta los rábanos en rodajas no muy gruesas.
Ahora con todos los ingredientes listos, sólo tienes que ir disponiéndolos en una ensaladera o en un plato, dependiendo de como quieras hacer la presentación.
Por último aliña la ensalada con una pizca de sal y un chorrito de Aceite aromatizado de Naraja.
(Yo adquirí este aceite de Naranja junto con otros en el Mercado de Productores que se celebra todos los últimos fines de semana en el Matadero de Madrid, en OLE UM OLE, que tiene unos aceites fabulosos, os lo aseguro!)
¡Ya tienes una ensalada perfecta para cualquier ocasión!


¡Espero que la receta de hoy te haya gustado y no dejes de probarla!

Patricia Valdivielso
LA RECETA