POLLO AL PIRIPIRI (¡A MI MANERA!)

29.3.13

Hoy os dejo dos recetas. Por un lado las Cazuelitas de cuajada al chocolate y por otro lado, esta .... Pollo al Piripri, si, pero ¡a mi manera!. Pues normalmente esta salsa suele ser picante, ya que se le añaden guindillas, pero en casa no somos de picante, asique la tuneo y punto! jejeje La idea la saqué de una receta de Jamie Oliver, que me encanta!, pues es increible de lo que es capaz de hacer en muy poco tiempo!! Es una receta muy sencilla como todas las que publico, pues de lo que se trata es de que comamos muy bien sin tener que pasarnos el día entero concinando y os aseguro que es posible. Además reconozo que aunque me encanta estar en la cocina, tampoco me gusta estar todo la mañana solamente para preparar una única receta. Bueno, si es dulce...... jajajaja....Pero hay que buscar la manera de comer de todo, sano y que no nos haga estar todo el día en la cocina y esta receta yo creo que tiene todos esos ingredientes!!




¡A la cocina! Hoy tenemos Pollo al piripiri (¡a mi manera!) y de postre Cazuelitas de cuajada al chocolate!

Ingredientes

 3 cuartos de pollo
- Pimienta
 Un trozo de pimiento verde
 Un trozo de pimiento rojo
Medio tomate natural
 2 dientes de ajo
 1/2 cebolla
 Zumo de limón (podemos usar medio o la mitad, al gusto)
1 cucharada de vinagre
 2 cucharadas de aceite
 Sal
 Tomillo
 Romero
 Pimentón
 Albahaca



Elaboración
Ponemos una sartén en el fuego con un poco de aceite y a temperatura media alta. Cogemos los cuartos de pollo y les damos varios cortes, cuantos más mejor, para que se nos hagan bien por dentro. Les añadimos sal y un poco de pimienta molida y los ponemos en la sartén.
Vamos precanlentando el horno a 180º.
Mientras en un bol o en el vaso de la THX (porque vamos a triturarlo todo), ponemos el pimiento verde, el pimiento rojo, el tomate, la cebolla, los ajos, pimentón y albahaca y lo trituramos todo.
Ahora le añadiremos el vinagre, aceite, sal y el zumo de limón. Triturar y probar, tal vez os apetezca un poco más de limón. Si la albahaca, romero y tomillo, lo tenemos fresco, pues mejor, si no, no hay problema ¿ok?
Lo trituramos todo bien y le añadimos un poquito de agua. Lo suficiente para quitarle un poco el espesor, pues como lo vamos a meter en el horno, la salsa espesará y no queremos que se nos quede hecha una pasta. Asique añadirle como medio vasito de agua más o menos. Lo trituramos un poco más y lo hechamos en una fuente.


Cuando tengamos el pollo bien dorado y casi hecho, lo sacamos de la sartén y lo colocamos en la fuente donde tenemos la salsa. Le añadimos por encima el romero y tomillo. Ahora metemos la fuente en el horno que ya tendremos caliente y dejaremos como unos 20 minutos, lo justo para que se termine de hacer el pollo y la salsa le dé sabor y nos espese.




¿No me digáis que no tiene una pinta impresionante? ¡Pues esperar a problarlo!,os aseguro que os vais a comer la barra de pan entera mojando en esta impresionante salsa!!



¡¡¡Disfrutarlo!!!




CAZUELITAS DE CUAJADA AL CHOCOLATE

¡

¡Hola!! ¿Que tal van las vacaciones?? Espero que todos lo estéis pasando estupendamente, a pesar de lo que está cayendo, pues es incréble como llueve, no hay tregua, yo ni recuerdo de que color era el sol jejejeje!!! Seguro que pesaréis que soy una exagerada, pero por los Madriles, quitando ayer unas poquitas horas, poco más lo hemos visto en los últimos días!!
Asique para endulzarnos estos días sin solete, os traigo una "superfácil" receta de hacer, ríquisima y por supuesto de ¡choco!

Vamos con ella....

Ingredientes
- 1/2 litro de leche
- 1 sobre de cuajada
- 75 gr de choco fondant para postres
- 75 gr de choco blanco
- Para decorar, yo he usado sirope de frambuesas, pero podéis poner el que más os guste.

Elaboración
No tiene mucha complicación, pues hemos de seguir los pasos que nos dicen para hacer la cuajada.
Yo he utilizado esta.....




En 250 ml de leche, disolvemos el sobre de cuajada.
Los otros 250 ml los ponemos a calentar en una cazuela..........




Cuando ya lo tenemos listo, dividimos la mezcla en dos partes.
En una de ellas, echaremos el choco negro y en la otra mitad, el choco blanco y removemos hasta que se integren.




Yo he utilizado estas cazuelitas preciosas para presentarlo. En ellas he puesto primero la cuajada con el choco negro hasta la mitad más o menos. 




Mientras preparaba la cuajada de choco blanco, es decir, removía para integrarlo, he dejado la cazuelita en el frigo para que enfriase un poco.

La sacamos y con mucho cuidado añadimos la cuajada de choco blanco. Os aconsejería que lo hicieráis con una cuchara poco a poco, para que no se mezclen.



Despues lo dejamos enfríar en el frigo al menos unas 3 ó 4 horas y ¡¡nos lo podemos comer!!




¡Estan deliciosas!

¡LAYER CAKE DE LIMÓN!

25.3.13

¡Holaaa! Ya estoy por aquí de nuevo y os traigo la receta de un Layer Cake muy facilito de hacer, buenísimo y refrescante!!.....de limón!

Yo lo he preparado este finde para celebrar el cumple de mi marido, aunque realmente es hoy, asique ¡¡MUCHISIMAS FELICIDADES CARI!!
¡Espero que sigamos celebrando muchos más cumpleaños juntos!



Por si os preguntais ¿que es un Layer Cake? la respuesta es muy sencilla; no es ni más ni menos que una tarta formada por varios bizcochos en capas, unidos por un relleno ya sea de chocolate o cualquier otro sabor que nos guste y cubierta por un glaseado.

Los bizcochos que forman el Layer Cake podemos hacerlos como más nos gusten, no hay una receta específica para ello.
Para este Layer Cake, yo he usado la receta del bizcocho de limón, fácil de elaborar y riquísima, asique si os parece, pasamos a la receta......

Ingredientes
- Mantequilla y harina para engrasar los moldes.
Sí, moldes, porque vamos a necesitar más de uno para hacer las capas del Layer Cake. También podemos hacer uno grueso y luego cortarlo en capas, pero resulta más laborioso por aquello de que las capas nos queden todas del mismo grosor por todos los lados, asique es más fácil utilizar diferentes moldes pero todos iguales en tamaño y por supuesto utilizar la misma cantidad en cada molde.
- Moldes. Yo los he usado de 18 cm de diámetro de aluminio de estos de usar y tirar. Podéis encontrarlos en cualquier supermercado por "pocos eurillos".
- 1 Yogur de limón
- 4 huevos
- 220 gr de azucar
- 100 gr de aceite de girasol
- Unas goras de Aroma natural de limón (al gusto)
- 300 gr de harina de repostería tamizada
- 1 sobre de levadura química
- 1/2 cucharadita de sal*
- Colorante alimentario si se desea (yo lo he usad verde) pero en gel o pasta.

* Tal vez os haya pasado como a mí al principio, que os preguntaréis ¿porqué un bizcocho o cualquier otro producto dulce, lleva sal? pues se debe a que la sal abre las papilas gustativas, de esta manera el sabor se potencia más, así de sencillo!!

Elaboración
Lo primero que haremos será poner en marcha nuestro horno. Precalentamos a 180º, arriba y abajo.
Ahora preparamos los moldes. Los untamos de mantequilla y espolvoreamos con harina.




Preparamos la masa de nuestro bizcocho. Si tenemos THX, bastará con echar todos los ingredientes en el vaso y batir durante 20 segundos a velocidad 5. En el caso de no ser así, podemos hacerlo a mano con unas varillas o con la batidora.



Este es el aroma natural de limón que he utilizado.
Con unas gotas nos será suficiente.
¡¡Pero al gusto de cada uno!!




Cuando ya está preparada la masa del bizcocho, le añadimos el colorante alimentario si queremos usarlo. Yo como os he dicho, he usado el color verde. Removemos bien y ahora tenemos que pesar nuestra masa. La mía peso algo más de un kilo, asique lo dividimos en tantas capas queremos hacer, en este caso, tres.

Es importante que nos quede la misma cantidad en cada molde, para que las capas queden igualadas, así nos quedará más bonito al corte.



Ahora si os fijais en este imagen, veréis pequeñas pompas de aire que quedan en nuestros bizcochos muchas veces y que lo aconsejable es quitarlas para que no nos queden huecos dentro.





Para quitarlas, agarramos el molde por los lados y lo golpeamos sobre la encimera.
De esta manera veréis como van subiendo las burbujas a la superficie y ¡explotan!
También nos sirve para que la masa se nos reparta uniformemente por todo el molde y luego no nos
queden más levantados en el centro.
Una vez listos, los metemos en el horno, durante unos 20-23 minutos. Si hacéis más capas o menos,
el tiempo de horneado variará. Asique debereis estar pendientes.
Una vez listos, los sacamos del horno y los dejamos sobre una rejilla unos 5-8 minutos antes de desmoldarlos. Despues de desmoldarlos, si no nos han quedado planos por la parte de arriba, lo que haremos es que los dejaremos enfriando del todo sobre la rejilla pero ¡boca abajo!.
Ahora podemos ir preparando el relleno de las capas.
Yo he usado un ganache de chocolate. ¡Yo y el chocolate! jejejeje
Ganache de chocolate
- 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente. Esto significa que cuando apretemos la mantequilla con un dedo, debe facilitarnos el poder hundirlo un poco.
- 225 gr de azucar glas tamizado
- 2 cucharadas de leche
- 3 cucharadas colmadas de cacao puro en polvo
- Si queréis podéis añadirle también una cucharadita de extracto de vainilla
Primero batimos la mantequilla, hasta que nos quede como una crema. Añadimos el azucar glas tamizado y volvemos a batir. Notaremos que ambos ingredientes se han unido bien, porque adquieren un color más blanco y aumenta el volumen. Añadimos la vainilla si queremos y batimos. Y por último el cacao y denuevo batir.
Untamos un poco de esta mezcla sobre el plato donde vamos a colocar la tarta.
Os recomiendo que sea el definitivo, en el que vais a presentarla, pues acordaros que estamos haciendo una tarta de capas, asique no nos será luego muy fácil cambiarla de sitio, ok?
Yo he usado, una base que vende para tartas, que salen muy bien de precio, sobre unos 2 ò 3€, dependiendo del sitio. ¡Esto es así!. También varía el precio, dependiendo del tamaño y el grosor. Las hay en color plata o dorado.


Colocamos nuestro primer bizcocho sobre la base untada. Si lo untamos es para que se adhiera mejor y no se nos mueva.



Y cubrimos nuestro bizcocho con el ganache de chocolate. Podemos darle el grosor que deseemos, pero acordaros que ¡¡quedan capas por poner!!





 Repetimos la operación hasta acabar con los tres bizcochos, pero en el último no echaremos el ganache encima.





Mientras preparamos el frosting de queso para cubrirla, podemos meter nuestra tarta en la nevera para que el ganache de choco, adquiera un poco más de firmeza con el frío.


Frosting de queso
Lo vamos a hacer en dos veces y os explico porqué.
Vamos a echarle dos capas de frosting para que nos cubra bien todo el bizcochos. Por lo tanto, preparamos parte y lo cubrimos. Lo dejaremos en el frigo un ratito mientras preparamos la segunda capa, para que nos adquiera un poco de cuerpo por el frío, aunque os aviso, este frosting no endurece casi nada.

1º Capa
- 110 gr mantequilla a temperatura ambiente
- 200 gr de azucar glas tamizado
- 1 tarrina de queso crema
- Aroma de limón natural al gusto.

Batimos la mantequilla para que nos quede como una crema.
Agregamos el azucar glas y batimos.
Añadimos el queso crema y por último el aroma de limón.
Y batimos.

Ahora, ayudándnos con una espátula de cocina, vamos cubriendo nuestro layer cake.




Este sería el resultado de la primera capa, en la que ya hemos definido un poco los bordes de la parte de arriba para que nos quede bonito.



Ahora vamos con la segunda capa.

2º Capa
- 140 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 220 gr de azucar glas tamizado
- 350 gr de queso crema
- Aroma de limón natual al gusto
- Colorante alimentario amarillo en gel o pasta

Si os dais cuenta, para esta segunda capa, estoy utilizando un poco más de cantidad, es para que me sobre un poco para poder decorarla luego.

 Lo preparamos con el que hemos hecho para la primera capa, pero una vez listo, lo vamos a separar en dos.

En una mitad, vamos a añadirle el colorante amarillo, para poder hacer el degradado de color.




Con el color amarillo vamos cubriendo la parte de abajo del layer cake hasta la mitad o incluso un poquito más, pero sin llegar hasta arriba.

Cuando lo tengamos listo, con la otra mitad que hemos apartado y dejado sin teñir, cubrimos el resto hasta arriba, montándonos un poco en la parte amarilla y veremos enseguida como se empieza a crear un degradado con ambos colores.

Lo untamos ayudándonos con una espátula, como la azul que sale en la imagen, por ejemplo.




Este es el aspecto que tendrá y en estos momentos os puedo decir, que ya tenemos en nuestra cocina nuestro ¡Layer Cake terminado!. (Layer Cake : Bizcocho en capas con un relleno y cubierto con un glaseado) Pero si queremos podemos decorarlo. ¿Os animáis?.......

Yo lo he hecho, aprovechando que me sobra frosting jejeje!!


Para decorarlo he usado una manga pastelera.
La boquilla que he usado me figura como el nº32, pero os cuento. Esta boquilla no es ni de Wilton ni de PME, es un juego que compre de Ateco en el que me venían diferentes boquillas. Asique si queréis esta, digamos que pertenece a las "boquillas cerradas de flor" de Wilton.

Rellenamos la manga con la boquilla elegida y vamos presionando y soltando alrededor en la parte de abajo con el color claro y el parte superior yo he usado el contrario, el amarillo y exactamente igual, presionando y soltando.




¡¡Ahora tenemos nuestro Layer Cake decorado!!




Conservarlo en la nevera hasta que lo vayáis a comer
¡¡ ñam ñam !!



  
¡¡¡Ser felices!!!






¡TARTA DE YOGUR Y PLÁTANO!

19.3.13

¡Deliciosa tarta de yogur y plátano, bueno y chocolate también jejeje!
 y como siempre...... ¡superfácil y rápida de hacer!
además.... ¡no necesita horno!
La preparé para el Día del Padre, que aquí en los madriles lo celebramos ayer.




Asique....¿nos ponemos el delantal??....

Ingredientes
- 1 brick de nata de montar 35% mg
- 1 tarrina de queso crema
- 3 yogures griegos sin edulcorar
- 2 plátanos
- 4 cucharadas colmadas de azucar
- 6 láminas de gelatina neutra
- 1 paquete de galletas maría o digestive (yo usé estas segundas)
- 125 gr de mantequilla
- 3/4 de una tableta de chocolate fondant para postres
- manga pastelera
- boquilla del nº3
- papel para horno
- molde desmontable (como el que usamos para los bizcochos)

Elaboración
Lo primero que haremos será colocar las hojas de gelatina a hidratar, para ello las colocamos en un recipiente con agua fría y las dejamos a parte.

Ahora trituramos bien las galletas y le añadimos la mantequilla. Nos quedará una masa compacta que utilizaremos para hacer la base de nuestra tarta. Por lo tanto la colocamos en el molde y con las manos vamos extendiéndola hasta dejarla lisa.




Lo metemos en el congelador unos 10 minutos, mientras preparamos la crema, para que cuando la echemos no se nos deshaga.





Pelamos los plátanos y los trituramos. En el mismo recipiente donde hemos triturado los plátanos, añadimos los yogures, la nata, el azucar y el queso. Lo trituramos todo bien, pues no nos ha de quedar ningún grumo. Debe de quedarnos una crema fina.

Ahora escurrimos las hojas de gelatina y las colocamos en un bol o en un vaso y las metemos en el microondas unos 15 segundos.


Nos quedarán líquidas.


Sin dejar de batir la crema, vamos incorporando poco a poco la gelatina. Y seguimos batiendo hasta que nos quede muy bien integrada a la crema.

Ahora incorporamos esta crema en el molde sobre la base que hemos preparado de galletas. La iremos incorporando poco a poco.




Lo metemos en el frigorífico y dejamos enfriando al menos 2 ó 3 horas.

Transcurrido este tiempo, podemos delmoldarla. Con un utensilio fino, como un cuchillo por ejemplo, lo pasamos un poquito alrededor por la parte de arriba y con cuidado quitamos el molde de alrededor.

Ahora podemos preparar nuestro adorno de chocolate.......

Para prepararlo necesitamos lo primero el papel de hornear y saber lo que nos mide de diámetro nuestro molde.
Cortamos dos tiras para poder cubrir todo el diámetro y las unimos con celo. La altura la podéis calcular perfectamente, ya que la tarta ya está preparada, simplemente le daremos un poco más si queremos que el adorno sobresalga por encima como la que he preparado yo.

Ahora derretimos el chocolate en el micro o al baño maría.
Lo dejamos templar un poco y lo metemos dentro de la manga pastelera, a la que habremos colocado previamente la boquilla que vayamos a utilizar.




Cortamos el piquito de la manga y metemos la boquilla. También podemos meter antes la boquilla y con un cuchillo, cortar alrededor de la boquilla el plástico sobrante de la manga.


Ahora poco a poco y con cuidado, vamos dibujando con la manga sobre la tira de papel que hemos preparado. Os digo poco a poco, porque el chocolate tiene una consistencia bastante líquida. Hacemos el dibujo que más nos guste.
Si lo preferimos, podemos antes dibujar con un lápiz el dibujo en la tira y luego lo damos la vuelta y simplemente vamos siguiendo el dibujo con la manga. Pero ¡ojo! damos la vuelta al papel, pues el lápiz se transparenta perfectamente en este tipo de papel.






Ahora dejaremos que el chocolate adquiera un poco de consistencia, lo suficiente para que podemos levantar la tira y que cuando lo hagamos no se nos derrita todo el dibujo de chocolate. Unos 10 minutos aproximadamente.

Y la colocamos alrededor de la tarta.



¡No os asustéis, es más fácil de lo que parece!
¡Lo prometo!


La pegamos con un poquito de celo en la unión para que no se nos despeque y ahora con mucho cuidado y suavidad, pues no queremos perder el dibujo que hemos hecho, con las manos vamos bordeando toda la tira para que se nos una bien a la tarta.

Y lo metemos en el figorífico.

Podemos hacer igualmente sobre papel de hornear, algunos dibujos más para luego colocarlos sobre la tarta y lo metemos en el frigo hasta que edurezca.

Una hora más tarde, sacamos nuestra tarta del frigo y poco a poco vamos quitándole el papel. Se despega perfectamente, asique no os preocupéis por eso.
Igualmene si hemos preparado adornos, los despegamos también del papel y ya podemos colocarlos sobre la tarta.


¡Ya está lista!



Debemos tenerla en el frigorífico hasta que nos la vayamos a comer. Podemos sacarla un ratito antes, para que pierda ese frío tan "frío" del frigo y ............¡a comer!


¡¡¡Espero que os haya gustado la receta y sobretodo la hagáis!!!